El Gobierno plantea medidas contra la crisis del aceite de oliva y la aceituna de mesa

FEDEMCO 2020 1
Registro suscriptores
Valencia Fruits. Redacción.

Luis Planas aboga por crear un programa sectorial específico para el aceite de oliva y la aceituna de mesa

aceite de oliva

Reunión de la mesa del aceite de oliva y de la aceituna de mesa. / MAPA

El Gobierno presentó el pasado jueves una serie de medidas dirigidas a luchar contra la crisis de precios que afrontan los sectores del aceite de oliva y la aceituna, cuyos representantes advierten de que necesitan soluciones urgentes e incluso no descartan nuevas movilizaciones.

Además, el ministro de Agricultura, Luis Planas, reconoció recibir con “preocupación” algunos mensajes que apuntan a la posibilidad de que Estados Unidos vuelva a subir los aranceles a productos agroalimentarios españoles, entre los que ya se encuentran ambos alimentos.

Planas se reunió el jueves con representantes de la mesa del aceite de oliva y de la aceituna de mesa para analizar la actual situación del sector y de los precios, así como las medidas en materia de promoción para la ampliación de las exportaciones a países terceros.

En la campaña pasada, el sector del aceite de oliva tuvo una cosecha récord de 1,8 millones de toneladas, lo que propició una bajada de los precios. Por eso, y ante la eventualidad de cosechas similares en el futuro, resulta fundamental poder ampliar los mercados, dentro y fuera de la Unión Europea.

Igualmente, el ministro explicó al sector que, en el marco del Plan Estratégico de la PAC que está elaborando el Ministerio con comunidades autónomas y el sector, propondrá la creación de un programa sectorial específico para el aceite de oliva y la aceituna de mesa. De esta manera, los tres grandes sectores productivos en España, como lo son vino, aceite y frutas y hortalizas, contarán con un programa sectorial en el que se hará especial énfasis en la promoción.

Según Luis Planas, también es necesario establecer medidas de autorregulación. En este sentido, la Comisión Europea activó el almacenamiento privado de aceite de oliva, a propuesta del Gobierno español. Después de tres licitaciones, el resultado es positivo, ya que se han podido retirar 171.000 toneladas, lo que favorecerá un cambio de tendencia en la dinámica del mercado. Sobre este tema, el ministro apuntó que los efectos positivos de esta tercera licitación ya se están empezando a notar al detener la bajada de precios que se han venido produciendo en las últimas semanas y meses.

En este ámbito, el Ministerio trabaja con Cooperativas Agroalimentarias para impulsar la medida de autorregulación voluntaria que tenga carácter permanente, para evitar la volatilidad de los precios, con el objeto de que esté en vigor en la próxima campaña.

En el marco de la nueva Política Agraria Común (PAC), el ministro Planas informó que el texto consolidado que se está negociando en Bruselas, a petición de España, ya recoge la posibilidad de aplicar medidas de regulación a través de la Interprofesional, de la misma manera que el sector del vino (artículo 167).

También se debatió sobre la futura norma de calidad y trazabilidad del aceite de oliva, que se constituye como un factor de garantía y tranquilidad para el sector, ya que la calidad permite incrementar el valor añadido y la competitividad del producto.

En relación con la situación creada tras la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos por el caso Airbus, Planas señaló que el Gobierno insiste en defender que los productos agroalimentarios queden al margen de las disputas relacionadas con otros sectores.

El ministro precisó que se seguirá insistiendo ante la Comisión Europea para que realice un mayor esfuerzo para compensar las pérdidas que se están produciendo en los sectores afectados, por causas totalmente injustificables.

En el caso de la aceituna negra, el Gobierno ha manifestado en reiteradas ocasiones su absoluta disconformidad con las decisiones del Gobierno de EEUU. Ante la necesidad de un apoyo específico al sector, la UE ha destinado 2,5 millones de euros para promoción en 2019 y otros 2,5 millones en 2020.

aceite de oliva

Preocupación en el sector

Desde Cooperativas Agro-alimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, recalcó la dificultad añadida que suponen los aranceles de Estados Unidos, ya que representan en la práctica “un cierre de fronteras”.

“Todo parece indicar que en vez de solucionarse, el problema se agravará aún más”, lamentó, tras valorar la idea de cambiar el sistema de panel de cata por los “problemas” que genera de cara al consumidor.

El responsable sectorial en Asaja, Francisco Molina, alertó de que al olivar lo que le hace falta es un plan a largo plazo, ya que si no “cada cuatro o cinco años toca un ciclo de ruina”.

Molina insistió en que hace falta “estructurar” las explotaciones para adaptarse a los nuevos tiempos, aunque ello suponga permanecer sin dar rentas varios años, motivo por el que serían necesarias las ayudas.

Desde COAG, el responsable del área de aceite, Juan Luis Ávila, aseguró que los olivareros van “a estar en la calle” hasta encontrar una solución: “Hay medidas que necesitan de un tiempo, el problema es que no lo tenemos”.

“Analizamos la posibilidad de repetir la marcha del olivar de 1998”, advirtió Ávila en alusión a una convocataria que reunió a decenas de miles de personas que recorrieron la distancia que separa Andalucía y Madrid para protestar.

Cristóbal Cano (UPA) ha recordó que las manifestaciones arrancaron ya en el mes de mayo de 2019 en Jaén y que “no todo el sector pasa por las mismas dificultades”, sino que afecta más a las explotaciones familiares. En su opinión, la situación es insostenible, ya que el coste de producción es de 2,70 euros por litro de aceite de oliva, mientras que los precios en origen se sitúan por debajo de los dos euros.