Se prevé un descenso del 15% en la cosecha de aceite en la Comunitat Valenciana

DECCO MIX
Bioibérica CT

El olivar tradicional de la Comunitat Valenciana se encuentra en una situación de desventaja frente a  otras regiones de España

La producción se aceite de oliva a nivel nacional se ha resentido en las últimas tres campañas. / LA UNIÓ

Valencia Fruits. Redacción.

La Unió de Llauradors i Ramaders estima que la cosecha de aceite de oliva en la Comunitat Valenciana puede verse reducida en un 15% respecto a la campaña anterior, como reflejo de la actual situación a nivel nacional.

La producción a nivel mundial también ha disminuido a lo largo de las tres últimas campañas, coincidiendo con los periodos de mayor impacto de la pandemia. Al inicio de la campaña, las existencias en España se situaban en torno al 10% menos que en las cuatro últimas temporadas, lo que a su vez provocaba el aumento de los precios. Así, la organización agraria que el precio del aceite de oliva virgen extra (AOVE) podría estar entre los 3,50 y los 4€/kg.

La climatología del último año ha influido en la cosecha, concretamente debido a la escasez de lluvia en primavera o las altas temperaturas de los meses estivales.

Consumo

El mercado interior aún se recupera del impacto de la pandemia, aunque ya se aprecia un incremento anual del 12% en el consumo, alcanzando las 438.200 toneladas, así como un aumento en las exportaciones de un 3%. Alrededor de una cuarta parte de las 838.100 toneladas de aceite exportadas se dirigen a Italia.

La reforma de la PAC

Desde el Ministerio de Agricultura, Pescadería y Alimentación (MAPA) se está trabajando en la reforma de la Política Agraria Común (PAC), que afectará a agricultores y ganaderos de toda España. En el caso de los productores de aceite, la PAC perjudica más que beneficia a este sistema de cultivo con mayores desventajas productivas y mayores costes de producción, según La Unió.

Hilari Jaime, responsable del aceite de La Unió, indica que “la gran diferencia de costes de producción en los diversos tipos de cultivo de olivo existentes en España, junto al diferente nivel de ayuda que se percibe, perpetuarán la discriminación entre unos y otros”.

Desde la organización denuncian que algunas de las zonas de cultivo de aceite de la península, entre ellas las de la Comunitat, “con olivos de secano o en riego de apoyo, con variedades locales y producciones de calidad, deben competir con explotaciones que reciben cinco o seis veces más ayudas directas y que por lo tanto son rentables, haciendo que se reduzca al mínimo el precio del aceite”. Así, piden un pago específico al olivar tradicional para mantener la calidad y sostenibilidad en la producción de aceite de la Comunidad Valenciana.