El precio de los alimentos no sube pese al “boom” de las compras

Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

La tendencia en los precios es similar a la de los meses previos, por lo que no se aprecia un impacto del estado de alarma y el confinamiento en los hogares decretado el pasado 14 de marzo

Venta de frutas y verduras en un hipermercado. / EFEAGRO

El precio de los alimentos y bebidas en el punto de venta apenas ha subido de momento pese al aumento de la demanda derivada del confinamiento social por el coronavirus, que ha disparado las compras en el súper.
Así se desprende de los datos sobre inflación correspondientes a marzo conocidos este miércoles, que corroboran las cifras ya avanzadas por consultoras como Nielsen o Kantar o incluso por la organización agraria COAG.

Fuentes del sector aseguran  que aunque el fuerte incremento de ventas mejora su facturación, también existe un aumento de los costes que no se ha repercutido en el precio de venta al consumidor.
Citan como ejemplo el trabajo desplegado a nivel logístico, ya que se ha aumentado el número de camiones que traslada producto desde los almacenes a las tiendas para reponer más y evitar imágenes de lineales vacíos por rupturas temporales de “stock”.

También ha crecido el gasto relacionado con los protocolos de higiene y para adquirir material de protección (guantes, mascarillas, geles, etc.), así como por la contratación de más personal para reforzar las plantillas.
No obstante, el abastecimiento de alimentos está garantizado a nivel legal y su protección figura explícitamente en el decreto del 14 de marzo que regula el estado de alarma, donde se especifica que las autoridades podrán incluso “intervenir” empresas o servicios si fuera necesario, lo que en la práctica incluye actuar en el caso de que algún producto básico se encareciera hasta niveles prohibitivos.

“La reacción del conjunto de la cadena alimentaria ha sido la de entender que en estos días ha pasado de ser una actividad económica más a convertirse en una actividad esencial. La prioridad ha sido no fallar, sin preocuparse de la cuenta de explotación ni de hacer números”, afirma el director general de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (Aecoc), José María Bonmatí.

En marzo, el precio de los alimentos subió un 0,1% respecto al mes anterior, por debajo del aumento registrado en enero (tres décimas) y febrero (dos décimas), según el IPC. Sin embargo, en comparación con el ejercicio anterior, sí se observa un incremento del 2,5%, pero se sitúa en línea con la tendencia al alza que se registraba antes de la pandemia.