El 85% de la mandarina Tang Gold ya tenía comprador el 13 de enero

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

La marca Tango Fruit se reunirá en esta edición de Fruit Logistica con sus clientes de la distribución para preparar la campaña citrícola del hemisferio sur

Imagen de la promoción actual de la marca Tango Fruit en hipermercados de Portugal. / EUROSEMILLAS

Valencia Fruits. Redacción.

Las previsiones de cosecha de la mandarina Tang Gold en España —el principal país productor, de largo, de la zona mediterránea— se estimaron para la presente campaña en unas 150.000 toneladas. La entrada en producción de nuevas plantaciones permitió mantener las cifras de la temporada precedente y compensar el descenso generalizado de la oferta de pequeños cítricos. 

La disminución del aforo de este grupo —estimada a nivel nacional en el –9,8% con respecto a la 2021/22— podría haber sido finalmente incluso superior debido a la inusual afección que, en muchos casos, se ha dado de plagas endémicas como la mosca del Mediterráneo, la araña roja o la foránea conocida como el ‘Cotonet de sudáfrica’, esta última presente en la zona de la Comunidad Valenciana. Así las cosas, el final abrupto de la temporada de la clementina mayoritaria, la de Nules —que a mediados de diciembre ya se había prácticamente acabado en el campo— ha disparado el interés por las mandarinas tardías. Y entre todas ellas, la que mejor comportamiento comercial ha tenido ha sido, muy probablemente, Tang Gold. 

Efectivamente, según confirmaban fuentes de Cyberagrópolis (la empresa certificadora de esta variedad) ya el pasado 13 de enero y a falta de dos meses y medio para concluir las fechas más tardías de recolección, hasta el 85% del tonelaje de este cítrico ‘de autor’ ya tenía un comprador.

Tal porcentaje, con arreglo a los contratos en origen de los que esta firma tiene constancia, significaría que hasta ese día se habrían vendido ya (no necesariamente recolectado) entre 135.000 y 137.000 toneladas de la mandarina seedless que licencia Eurosemillas, en torno a un 250% de volumen más que en las mismas fechas de la temporada previa. Tal proporción, además, se situaría muy por encima de la alcanzada por otras mandarinas competidoras igualmente protegidas, cuya recogida y comercialización iba en ese momento mucho más retrasada —o paralizada incluso—. 

La situación presente recuerda a la vivida hace dos temporadas cuando, en parecidas circunstancias productivas, en la última semana de enero pero de 2021 había sido adquirida al agricultor un 95% de la cosecha española de entonces, que sumaba una cantidad sensiblemente inferior (de unas 90.000 toneladas). 

“Los ciclos climáticos parecen repetirse, no solo afectan a España sino que los años de vecería también suelen salpicar simultáneamente a otras producciones mediterráneas, como ahora la de Marruecos o Turquía, lo que no deja de ser una nueva fuente de oportunidades para variedades como Tang Gold. De un lado porque, por su largo recorrido en fechas de recolección —de finales de diciembre, en las zonas más precoces, a primeros de abril, en las más tardías— y gracias a su buena conservación en cámara pueden comercializarse en el momento más oportuno. Del otro,  porque, por su condición de sin semillas, el mercado recompensa de forma diferencial su calidad”, explican a este respecto las mismas fuentes de Cyberagrópolis.

Efectivamente, según acreditan las cotizaciones de la Lonja de Cítricos de Valencia o las de la Lonja de Córdoba, los precios en origen de esta mandarina protegida han sido desde principios de diciembre entre un 30 y un 40% superiores a los de la temporada pasada —que, pese a ser inusualmente más bajos, garantizaron igualmente su rentabilidad— con picos en los que algunas partidas se han vendido en torno al euro el kilo o incluso algo más. Durante la mayor parte de este tiempo, además, tanto en origen como posteriormente a la salida del almacén, las cotizaciones de Tang Gold se han mantenido sensiblemente por encima de las de otras variedades también protegidas pero que no pueden acreditar tal característica de calidad diferencial (garantizar que son seedless).

La llegada del frío generalizado a todo el continente europeo ha contribuido, además, a mejorar la demanda de cítricos, que suelen ser buscados como arma con la que combatir los resfriados. De ahí que se prevea que se pueda repetir la situación generada con las clementinas y que la temporada de mandarinas de primavera pueda acabar antes de lo habitual. En tales circunstancias cobrarán mayor relevancia las producciones de las zonas más tardías, las situadas más al norte, como las de Castellón/Tarragona, en España, o las más recientes y que empiezan a entrar en producción próximas a Lisboa, en Portugal, cuya recolección en el caso de Tang Gold se espera se pueda dar a finales de marzo o incluso primeros de abril. 

Por lo mismo, se confía en que la campaña de envíos a Europa procedentes del hemisferio sur arranque también con semanas de adelanto. Algunos de los grandes operadores centroeuropeos que venían trabajando con Tang Gold sudafricana, chilena o peruana han apostado ahora por incorporar a sus lineales también la producción española de esta variedad. De ahí, que el departamento comercial de Tango Fruit tenga previsto aprovechar Fruit Logistica para reunirse con todos los operadores que trabajan con esta marca —que está presente en España, Portugal, Italia y Reino Unido— para planificar la transición entre una y otra temporada y para concretar los nuevos programas test que está previsto realizar en nuevos destinos europeos y no europeos para 2024. 

Eurosemillas aprovechará también la feria para dar a conocer proyectos como la nueva mandarina Kinnow LS, que permitirá estirar la recolección de las mandarinas de segunda temporada incluso hasta principios de mayo en determinadas zonas

De manera paralela, personal de Eurosemillas aprovechará también la cita ferial para dar a conocer y seguir desarrollando proyectos con la nueva mandarina Kinnow LS, que cuando entre en producción permitirá en un futuro estirar la recolección de las mandarinas de segunda temporada como mínimo hasta abril —en zonas tempranas— y llegar incluso a primeros de mayo, en las más retrasadas. 

“En campañas normales ya existía un hueco de mercado interesante para la escasa oferta hoy existente para estas mandarinas más tardías. La Kinnow LS, casi no tiene semillas —lo que es una primera ventaja—, es easy-peeler y en temporadas como esta también resultaría doblemente interesante por la oportunidad comercial que representa”, describe a este respecto José Pellicer, director de Innovación del grupo español. 

Acceso en la página 32 del dossier de Fruit Logistica de Valencia Fruits aquí. 

Acceso íntegro al ejemplar de Valencia Fruits aquí. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits aquí.