Cae el consumo de fruta de verano por la fuerte subida de precios

Fruit Attraction expositores 2022
Bioibérica CT

Los precios de las frutas subieron en abril un 10,3% y el ascenso ha ido aumentando, lo que provoca que sea poco accesible para el consumidor

El mercado de la fruta fresca se enfrenta a una histórica tendencia alcista de la inflación. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

La fuerte subida de los precios de los alimentos está cambiando la cesta de la compra de la gran mayoría de los españoles, que siguen comprando fruta, pero quizá no toda la que quisieran, debido al encarecimiento de las tan codiciadas sandías, melones y melocotones en plena ola de calor.

Ya en el mes de abril, el incremento del precio de algunas de esas frutas era más que ostensible, como indican los datos de la consultora IRI, que observa una subida anual del precio de la sandía del 18,7% y del melón del 3,2% también respecto a abril de 2021.

Los precios de las frutas en general subieron en abril un 10,3% y el ascenso ha ido aumentando

“La espectacular subida de los precios de la alimentación -la mayor en 28 años según datos del INE- ya está teniendo efectos en los hábitos de compra”, han asegurado fuentes de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Han explicado que en una reciente encuesta que esta asociación ha realizado “el 62% de los consumidores ya ha modificado sus hábitos de compra, adaptándolos a su renta” y que “uno de cada cinco reconoce que ha dejado de comprar alimentos como la carne, el pescado, las frutas y las verduras”.

En el caso de las frutas, con el alza de precios, “el consumidor va a buscar productos sustitutivos”, quizá “otro tipo de postres que a sus ojos resulten más baratos” y que “puede que no coincidan con los más sanos”.

El experto en el canal minorista de NielsenIQ, Ignacio Biedma, ha asegurado que “se está produciendo una transferencia en el consumo de fruta hacia otras familias diferentes”. Los últimos datos de esta consultora arrojaban para el primer cuatrimestre de 2022 una bajada del volumen de fruta vendido del 4,6%.

“El consumidor está mirando cómo ajustar los costes de su cesta de la compra”, y si la sandía o el melocotón están caros, optarán por otras menos de la temporada de verano y de menor precio como la banana o la manzana, ha puesto como ejemplo.

En IRI han indicado que el mercado de la fruta fresca “se enfrenta a una histórica tendencia alcista de la inflación” después de “haber superado una pandemia, huelga de transportes, condiciones meteorológicas adversas e incluso la erupción volcánica de La Palma”.

¿Cuánto gana el agricultor?

El responsable nacional de frutas y hortalizas de la asociación agraria COAG, Andrés Góngora, ha reconocido que los precios de las refrescantes frutas de verano “han sido poco accesibles para el consumidor”.

Hasta finales de mayo, la producción de sandía y melón ha sido corta, en torno a un 50% inferior, a causa de la calima y las lluvias, y también hubo menos entrada de las habituales desde Senegal, pero en junio los rendimientos han aumentado y, a su juicio, debería producirse una bajada de precios.

“El agricultor, que este año sufre un fuerte incremento de costes, cobró en mayo una media de 85 céntimos por kilo de sandía y, esta semana, 18 céntimos/kg”, ha indicado antes de criticar a las cadenas de distribución por mantener los niveles de precios, lo que puede “romper la campaña” y hacer “retroceder el consumo”.

Respecto al encarecimiento de la fruta de hueso, fuentes de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (Fepex) han indicado que “es imputable principalmente al fuerte descenso de la oferta debido a la mala climatología”.

En Cataluña, Afrucat ha estimado que se ha perdido cerca del 70% del potencial productivo en melocotones y nectarinas a causa de las heladas y del granizo; en Aragón, Fedefruta afirma que las pérdidas llegan al 90% para el albaricoque, y entre el 60 y el 70% en melocotón y nectarina, y en Murcia, Apoexpa ha calculado que recogerán un 20% menos de fruta de hueso.

Los precios medios nacionales en origen de la sandía y el melón del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) eran de 49,49 céntimos/kg para la sandía en la semana 23 (del 6 al 12 de junio de 2022) y de 61,93 céntimos/kg para el melón.

Unos valores mucho más elevados que en la misma semana de 2021 (20,79 y 32,17 céntimos, respectivamente).

El MAPA ha anotado que el precio medio en origen del melocotón amarillo en la semana 23 se situaba en 95,20 céntimos/kg (71,71 céntimos/kg en el mismo periodo de 2021); la nectarina blanca, en 95,29 céntimos/kg (82,26 céntimos/kg), y la ciruela en 64,35 céntimos/kg (63,36 céntimos/kg).