China se resiste a las exportaciones alimentarias españolas

AgroFresh FRESCOS

El volumen de exportaciones de alimentos españoles al país asiático cayó un 7,2% en 2022

coronavirus

El gigante asiático se sitúa como séptimo mercado receptor de esta alimentos españoles tras esta bajada. / VF

Valencia Fruits. Redacción.

El volumen de exportaciones de alimentos españoles cayó un 7,2 % en 2022, si bien siguió creciendo el valor de sus alimentos y bebidas en 2022 a sus principales países receptores, a excepción de China que bajó hasta un 34,5 % sus compras a España.

El gigante asiático se sitúa como séptimo mercado receptor de esta industria tras esta bajada, que se debe, según ha explicado el secretario de Agricultura, Fernando Miranda, a su salida de la pandemia y afecta sobre todo a las exportaciones de porcino.

Miranda ha participado en la presentación del informe económico de la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) de 2022.

Según ha señalado el secretario, el sector del porcino ha reaccionado a esta realidad apostando por otros mercados como Indonesia y Filipinas.

En cualquier caso, ha reconocido que la situación de inflación está “erosionando” la balanza comercial agroalimentaria, que por primera vez ha descendido respecto al año anterior.

El informe de FIAB sitúa Francia y Portugal como los principales destinos de las empresas españolas, con tasas de crecimiento del 14 % y el 16,2 % respectivamente.

El tercer puesto lo ocupa Italia, que acumula el 9,9 % del peso total de la exportaciones alimentarias españolas pese a caer un 0,9 %, hasta los 4.126,6 millones de euros.

Filipinas es el mercado que más ha avanzado en 2022, pues ha invertido 681,3 millones de euros en alimentos y bebidas españolas, un 53,6 % más; se sitúa así en décimo quinto lugar en la tabla de países más interesados por los alimentos españoles.

La capacidad exportadora se cifra en un valor de 41.643 millones de euros, con más presencia en múltiples destinos, lo que representa, adicionalmente, “un esfuerzo continuado por ampliar su diversificación”, destaca el documento.

Pero el elemento “diferencial” del ejercicio en materia de exportaciones es la caída en volumen, “una realidad que viene determinada por el fuerte diferencial de precios con los que se han desarrollado las transacciones internacionales”, explica el documento.

Concretamente, la cantidad de productos que la industria de alimentación y bebidas ha exportado supera los 20.194 millones de toneladas, reducida por tanto en algo más de 1.557 con relación a 2021, detalla el informe.