Descenso de la producción hortofrutícola por las condiciones climáticas

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Las altas temperaturas en otoño, un arranque de invierno cálido y ahora las bajas temperaturas, han provocado un fuerte descenso en la producción actual de frutas y hortalizas

AICA

En Almería la comercialización de tomate ha descendido un 22%, en la primera quincena de este mes en relación con el mismo periodo del año pasado, la de pepino un 21% y la de pimiento y berenjena un 25%. / Archivo

Valencia Fruits. Redacción.

Las condiciones climáticas de los últimos meses y el consiguiente descenso de la producción hortofrutícola crean cierta preocupación en el campo ya que ve peligrar el abastecimiento de frutas y verduras. Según la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, Coexphal, la situación empieza a ser preocupante, ya que algunas empresas empiezan a tener problemas para cumplir con los programas de sus clientes y la situación es muy parecida en otras zonas de producción.

Las carencias de producción en el campo almeriense son muy patentes. En tomate, los kilos comercializados entre las semanas 5 y 7, desde el 30 de enero hasta el 19 de enero, son un 22% inferiores a los que se vendieron en el mismo periodo que el año anterior. El patrón se repite también en el pepino. El porcentaje de descenso de la producción en este producto es del 21%. En pimiento y berenjena las cifras sobrepasan el 25% de reducción; en el caso del calabacín la cifra es algo menor (15%).

“No esperábamos un escenario como este porque las altas temperaturas se han mantenido prácticamente hasta diciembre, lo que también ha acelerado la producción a lo largo de la primera parte de esta campaña”

Según el gerente de Coexphal, Luis Miguel Fernández “no esperábamos un escenario como este porque las altas temperaturas se han mantenido prácticamente hasta diciembre, lo que también ha acelerado la producción a lo largo de la primera parte de esta campaña”.

Los ingresos no compensan la falta de producción

Por otro lado, a pesar de las elevadas cotizaciones de estas semanas, los ingresos no compensan la falta de producción. Los agricultores ingresan más por kilo, pero la reducción del volumen de producción es tan alta que no da para cubrir el desfase actual. A todos estos inconvenientes, se unen el constante incremento de los costes de producción y las dificultades provocadas por plagas o virosis.

Según Coexphal, las empresas están haciendo lo imposible por cumplir con todos sus compromisos, pero resulta prácticamente inviable dadas las circunstancias. La guerra, la inflación o las inclemencias meteorológicas crean un escenario de incertidumbre que no es ajeno a la agricultura. La distribución solicita incrementar los envíos desde Almería y las empresas se esfuerzan al máximo para cumplir con los programas. La realidad es que la demanda supera con creces a la oferta en estos momentos.

Un incremento de las temperaturas durante las próximas semanas podría mejorar la situación, aunque se desconoce cómo responderán las plantas a una climatología tan cambiante, primero con una prolongación exagerada de los días de calor y después la entrada súbita del frío.

Almería representa el 23% de toda la exportación española de frutas y hortalizas frescas en 2021, exportando 3 millones de toneladas del total nacional, que ascendió a 13,4 millones de toneladas. El grueso son hortalizas, con 2,3 millones de toneladas, lo que supone el 40% del total nacional, que ascendió a 5,7 millones de toneladas, según datos de 2021 del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, procesados por FEPEX.