El concepto Industria 4.0 se impone en las nuevas tecnologías

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

La robotización, la automatización, la digitalización y la alta tecnología se han convertido en aliados de las grandes firmas dedicadas a la comercialización de frutas y hortalizas

Industria 4.0

Los equipos de control de los procesos que se realizan en los almacenes ya están interconectados. / Archivo

El concepto Industria 4.0 corresponde a una nueva manera de organizar los medios de producción y aglutina un amplio abanico de tecnologías físicas y digitales que se combinan a través de análisis, inteligencia artificial, tecnologías del conocimiento e internet de las cosas para crear empresas digitales, interconectadas y capaces de tomar decisiones de forma rápida con mayor información.

Las compañías digitales pueden comunicarse, analizar, y usar los datos para actuar de forma inteligente sobre los procesos del mundo físico. El sector de la industria agroalimentaria no ha sido lógicamente ajeno a estas transformaciones. Desde hace algunos años, los equipos de control de los procesos que se realizan en los almacenes se han ido interconectando y han entrado en el denominado Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT). La información y los datos fluyen en tiempo real y permiten tomar decisiones con rapidez.

Las nuevas tecnologías están posibilitando un cambio radical en la forma de trabajar en los almacenes, optimizando las operaciones y los recursos y alcanzando un nuevo estadio de eficiencia. Se han implementado ya en las centrales hortofrutícolas muchas de sus capacidades, pero el abanico de posibilidades es muy extenso. Muchas oportunidades de mejora vendrán de la mano del avance de la técnica de sensores, y seguro que la nanotecnología será un actor importante en este escenario, pero también existen otras tecnologías que se irán aplicando a este sector.

Sin duda, la alta tecnología se va imponiendo en las centrales hortofrutícolas. Las firmas dedicadas a la comercialización de frutas y hortalizas están apostando por mecanizar al máximo todos los procesos que se desarrollan en los almacenes. El objetivo: reducir y controlar los costes productivos en un mercado con unos márgenes de rentabilidad muy ajustados.

En esta línea, la robotización, la automatización y la digitalización se han convertido en los grandes aliados de las firmas hortofrutícolas punteras para ganar competitividad.

En muchas fases del proceso, las máquinas van adquiriendo mayor protagonismo; y el empleo de las últimas tecnologías, fiables en tiempos de producción y consumos, permiten calcular sin apenas errores los costes de confección.