El consumo de frutas y hortalizas desciende en España muy por encima de la media europea

AgroFresh FRESCOS

El consumo de frutas y hortalizas en España ha descendido más de un 13% durante los últimos años

El Congreso AECOC de Frutas y Hortalizas fue inaugurado por José María Bonmatí, director general de AECOC. / ÓSCAR ORZANCO

Valencia Fruits. Redacción.

El consumo de frutas y hortalizas en España ha descendido más de un 13% durante los últimos años. Este dato es significativamente superior a la media de los países de la Unión Europea, donde el descenso es algo superior al 5%. Los datos del estudio “Tendencias de consumo: frutas y hortalizas frescas”, realizado por Freshfel, y presentado en Valencia por Philippe Binard, delegado general de la asociación, durante la primera jornada del 26º Congreso AECOC de Frutas y Hortalizas, muestra claramente la tendencia descendente que sufre el consumo de productos hortofrutícolas en Europa.

Además, el informe presentado por Freshfel constata que el volumen de consumo seguirá a la baja durante 2024, aunque este descenso se verá se verá compensado parcialmente por un aumento del valor de entre un 4 y un 6%. Además, según apuntó Philippe Binard, habrá un cambio de preferencias del consumidor, condicionado por los precios, que afectará particularmente a los productos bio, ya que los consumidores buscarán ofertas y alternativas que se adecúen a sus presupuestos. También se producirá una reducción del tamaño de las compras por visita, pero los clientes acudirán con mayor frecuencia al punto de venta y también crecerán las ventas online.

El Congreso AECOC de Frutas y Hortalizas, —que cuenta con la colaboración de IFCO como partner global—, fue inaugurado ayer por José María Bonmatí. El director general de AECOC resaltó en su intervención que “la presión regulatoria que viven las empresas del sector limita y encarece la producción, exponiéndolas a desventajas competitivas que lastran sus negocios. Ejemplo de ello es el Real Decreto de Envases, que establece la obligación de dejar de vender frutas y verduras envasadas en bandejas de menos de 1,5 kilos y, por tanto, exige vender a granel las frutas frescas enteras”.

José María Bonmatí quiso dejar claro que “el sector está totalmente comprometido con el modelo de crecimiento sostenible que persiguen este tipo de reglamentos, que contempla la reducción de emisiones, menos plásticos de un solo uso, menos desperdicio alimentario…y lleva años trabajando en todos esos aspectos, pero no porque lo exija la ley sino sobre todo porque es una demanda del consumidor, de la economía y del conjunto de la sociedad. Pero también debemos insistir en que este tipo de medidas exigen de mayor colaboración y también de reflexión sobre el momento y el modo de implantarlas”.

El director general aprovechó también para recordar que el 30 de junio se acaba la bajada temporal del IVA de la que se están beneficiando algunos productos y que, de no ampliarse, la medida tendrá un impacto directo en la inflación de la cesta de la compra. En este sentido, José María Bonmatí pidió una prorroga de esta rebaja, al menos hasta que la inflación se mantenga estable y controlada y que, en caso de no producirse, “se comunique con el tiempo necesario a las empresas, ya que este tipo de medidas no se pueden implementar de un día para otro”.

Durante el congreso, y Bajo el título ‘Frutas y hortalizas, ¿pueden ser cool?’, en una mesa moderada por Piedad Coscollá, responsable de Marketing e Imagen Corporativa de Anecoop, se analizó la importancia del marketing para posicionarse en el mercado e impulsar el consumo en la categoría de frutas de y hortalizas. Sergio Cáceres, gerente y director de Marketing y Comunicación de Plátano de Canarias; y Cari Plaza, directora de Marketing y Comunicación de Sakata Seed Ibérica, mostraron con casos concretos la efectividad de las promociones para llegar al consumidor y revertir esta tendencia de descenso de consumo.

Posteriormente, Juan Valero de Palma, presidente de Fenacore, en su ponencia “Gestión sostenible del recurso hídrico y regadío”, pusó en valor los beneficios del regadío español, explicando que contribuye a fijar la población del medio rural reduciendo procesos de despoblamiento. Además, genera empleo directo —triplicando el del secano por término medio—, mejora de la calidad de vida en el medio rural y actúa a modo de prevención sobre la erosión y la desertificación, entre otros beneficios. Juan Valero hizo hincapié en que el futuro del regadío pasa por la sostenibilidad y eficiencia en el uso del agua, la energía, la tierra y los fertilizantes.

Por su parte, Gemma Fenech, ingeniera agrónoma de Agbar Agriculture (Grupo Veolia), desarrolló en su ponencia ‘El futuro del agua en la agricultura’ los retos que supone para el sector la gestión de este bien tan escaso y la necesidad de optimizar este recurso.

Finalmente, Alberto Rodríguez de Lama, co-fundador y presidente ejecutivo de TheCube, impartió la conferencia ‘El Tsunami tecnológico’.