Innovación y formación, los objetivos de la UE para el sector agro

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

Nuevas tecnologías e innovación, sumadas a la formación, son claves para que el sector alcancer los objetivos marcados por las estrategias europeas

El presidente de Hispatec, José Luis Molina (dcha), y el responsable de comunicación de la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS), Carlos Marcos (izq), durante un seminario celebrado este miércoles. / Efeagro

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Fernando Miranda, ha asegurado que las metas establecidos por estrategias comunitarias como “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030” no son unas cifras inflexibles anunciadas por la Unión Europea (UE), sino que exigirán en base a los niveles de desarrollo de cada país.

Sin embargo, Miranda sí ha insistido en que la UE tiene que realizar estudios más exhaustivos sobre esas exigencias y, en el plano nacional, se ha de trabajar en esa dirección; para ello, a su juicio, hay que aportar dos “palancas” al sector, que son la digitalización y la innovación, sumadas a los apoyos incorporados en la Política Agraria Común (PAC).

“Tenemos las herramientas para caminar en un sentido que nos va a llevar a todos a una mayor sostenibilidad”, ha recalcado Miranda durante su participación en un seminario virtual de la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS) y titulado “Innovación, tecnología y digitalización para el futuro de la Agricultura en España”.

Ha defendido en su intervención la necesidad de “producir una agricultura de valor”, que viene, una vez más, “de la mano de la tecnología y la innovación”, y con la que se podrán lograr mejores sistemas de distribución, productos más eficientes por medio de la biotecnología y, como objetivo último, “dar rentabilidad” a los agricultores.

Por su parte, el presidente de ALAS, Pedro Gallardo, ha asegurado que el sector se enfrenta a grandes retos por tener que hacer más con menos, tras criticar, en su opinión, la falta de evidencia científica de las directivas europeas al intentar regular ciertos aspectos agroalimentario y recordad que no se ha contado con los agricultores y ganaderos en los debates europeos.

En el caso de los fitosanitarios -uno de los recortes planteados por la UE-, ha afirmado que “nadie echa más de lo que tiene que echar”.

Por su parte, el director general de la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (Aepla), Carlos Palomar, ha defendido su voluntad de colaborar con todos los agentes de la cadena para “diseñar tácticas” y alcanzar esos objetivos europeos.

En el encuentro ha participado también el profesor de Investigación del CSIC en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP), José Pío Beltrán, quien ha apuntado que en la UE no se aprueba todavía con la flexibilidad requerida los productos modificados genéticamente, cuando no hay evidencia de que puedan ser nocivos y aportan grandes beneficios a la producción.

El especialista español de The Climate Corporation, Ricard Borrell, ha defendido la implementación de la agricultura de precisión y digital para obtener mejores resultados en la producción, que también impulsan el desarrollo hacia esos objetivos de sostenibilidad, y que requieren de “inversión, no de gasto”.

En el foro, en el que también han intervenido el presidente de la Asociación Española de Agricultura de Conservación –Suelos Vivos (AEACSV), Jesús Gil Ribes; el presidente de Hispatec, José Luis Molina; y el director técnico de COAG, y José Luis Miguel, se han tratado otros temas como la erosión del suelo, un problema vigente en España o la gestión correcta de los datos a gran escala.

Durante la clausura, el vicepresidente de ALAS, Juan Ignacio Senovilla, ha remarcado que “se están tomando políticas sin tener en cuenta el debate llevado” y desde un “punto de vista muy populista”.