La Generalitat ultima con los supermercados un bono para la cesta de la compra

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Ximo Puig anuncia que la próxima semana se reunirá con la gran distribución para ver cómo hacer efectiva esta ayuda

La multitud de agentes implicados en la cadena agroalimentaria hace más complejo encontrar un encaje definitivo para poner en marcha estas ayudas. / ARCHIVO

Julia Luz. Redacción.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el Consell ha llegado a una cuerdo con los grandes supermercados para crear un “bono consumo” que rebaje el precio de la cesta de la compra de las familias más necesitadas con las rentas más bajas. En esta línea, Puig ha explicado que, aunque llevan meses de trabajo, será la próxima semana cuando la Generalitat y el sector de la distribución se reúnan para buscar la mejor vía para hacer efectiva esta ayuda.

Si bien el objetivo es “suturar la herida de las rentas que tienen más dificultad”, el President ha destacado también la complejidad de la situación, ya que no debe “afectar ni a los productores de origen ni al pequeño comercio”. Así, en un contexto en el que “la inflación supone un problema grave” que está afectando cada vez más a más valencianos, lo fundamental para Puig es que todas aquellas familias que con rentas más bajas tengan apoyo público y también de las propias distribuidoras a través de este bono que ayudará, según algunos cálculos, a casi un quinto de las familias de la Comunitat Valenciana.

Rechazo el modelo francés

La Asociación de Supermercados de la Comunidad Valenciana (Asucova), en nombre del sector de la distribución, no ha dudado en mostrar su disposición de colaborar con el Consell a la hora de planificar medidas que ayuden a paliar los efectos de la inflación, pero tal y como recoge Efe, no consideran que la fórmula aplicada en Francia pueda resultar positiva en España.

Según ha manifestado el director de Asucova, Pedro Reig, la asociación ha mantenido varias reuniones con la directora general de Planificación y Análisis de la Generalitat, Ana Berenguer, en las que se han abordado los problemas derivados de la alta inflación y se ha elaborado un “análisis y un diagnóstico”.

“Estamos ante problema de costes, no de precios. En su momento solicitamos una bajada del IVA, y cuando se hizo tuvo un efecto claro sobre los precios del mes anterior, otra cosa es la evolución interanual, porque los precios han seguido subiendo”.

Recuerda que con un anterior gobierno de Nicolás Sarkozy en Francia ya se toparon los precios de determinados productos y entonces se buscaron otros proveedores en países terceros o se optó por reducir calidades, “lo cual no beneficia ni al consumidor ni al productor”.

Por ello, Reig señala que “desde el primer día repercutimos lo menos posible la subida de coste, nuestros márgenes son los más bajos de la cadena alimentaria” que, además, destaca la elevada competencia del sector de la distribución en España, que considera garantía de regulación de precios.