Jorge García Van Gein: “La sostenibilidad agro en la COP27”

HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

Jorge García Van Gein desvela las claves de la COP27 para luchar contra el cambio climático

Uno de los puntos claves en la COP27 es el objetivo de reducción de la huella de carbono / ARCHIVO.

Jorge García Van Gein (*).

¿Cómo se aborda la sostenibilidad en el agro desde la perspectiva de la última COP27 celebrada en Egipto?

Desde sus inicios, la COP (de su sigla en inglés; Conferencia de las Partes), hace referencia a las acciones y compromisos desde los gobiernos, para intentar tomar decisiones en favor de mitigar los efectos del clima. La primera COP, en Berlin, allá por el 1995; visibilizaba la necesidad de tomar una función de difusión y cooperación hacia las geografías (países) de zonas más desvalidas, y con un objetivo de diseminación de información valiosa para mejorar las condiciones de vida a esos habitantes. 

Han pasado 27 años y los focos y métricas han evolucionado bastante. Ya no solo se trata de una situación de observación y difusión, sino de reales impactos y acciones encaminadas a forzar el cambio al estilo de vida, ya de manera visible y hasta brusca, frenar los impactos negativos que pudiéramos estar ocasionando los seres humanos por la gran transformación de todos los entornos se ha convertido en una obligación social. A estas alturas es necesario preguntarnos si es correcto buscar una forma de hacer, de vivir, para conseguir frenar o ya sea para paliar la situación, y la respuesta se dejará ver en los próximos años y, sin duda, esperemos sea beneficiosa por el bien de las generaciones que vienen atrás de las nuestras. Como ejemplo, hay bastante consenso de no pasar más allá del año 2040 con la venta de automóviles y furgonetas cero emisiones, a nivel mundial.

Las campañas, estímulos, están por todas partes. India, no en su totalidad, pero cada día más población activa y comprometida con acciones de resiliencia. Estados Unidos ya participa de forma activa y comprometida con acciones enfocadas a la reducción de emisiones en múltiples frentes. Las vías y acciones están fundamentalmente enfocadas a generar sistemas de transportes públicos y privados, tanto para desplazamientos de personas y de mercancías que sean Zero (cero emisiones). En este sentido, también los mercados emergentes buscan estos mismos caminos, y ahí es de interés ver la evolución y adaptación que están generando a fin de llegar a establecer sistemas de transporte marítimo cero emisiones, es decir, fruta que llegará a comercializarse en la Unión Europea, con el estandarte de ser zero, igual que la de proximidad, que hoy goza de una preferencia en los consumidores (producto de cercanías, producto local, Km 0). 

Es de interés ver la evolución y adaptación de sistemas de transporte marítimo cero emisiones. Fruta que llegará a comercializarse en la Unión Europea, con el estandarte de ser zero, igual que la de proximidad, que hoy goza de una preferencia en los consumidores

Una iniciativa adicional que, además, acompaña al transporte es la creación de corredores de transporte verde (asociada a la iniciativa de corredores de envío ecológico), lo que sin duda llegará, pues ya se establecieron 6 corredores de envíos ecológicos para los próximos años (esta década) que incluyen América del norte, del sur, Asia Pacífico y Europa. Esto persigue, en definitiva, la disponibilidad de productos y alimentos frescos desde todos los orígenes, y además de perfil ecológico (orgánico). Sin duda una circunstancia que hay que analizar y seguir de cerca, sobre todo para considerar las prácticas productivas que cada día más incluyen el uso de tecnologías y sistemas de protección de cultivos que busca el cuidado de los alimentos, en desmedro del uso de agroquímicos tradicional y además con un foco potente en la disminución de las aplicaciones de agroquímicos tradicionales. Esto ha llegado para quedarse. 

¿Qué debemos hacer más y mejor?

Debemos desmenuzar por partes el tema, lo primero es tener claridad y certeza de la necesidad de hacer las cosas y mostrar de una nueva manera, no más de lo mismo. Se echa de menos y debemos empujar por mostrar, publicitar y exhibir todo lo que se hace bien en el mundo agrícola, frutales y producción de alimentos, ahí hay un gran espacio para acercar el mundo urbano de vuelta al medio rural. Ya está claro y se acepta cada vez más e incluso se valora de manera diferenciada la acción del mundo productor agrícola, siempre que se entienda el porqué de muchas prácticas, necesarias, y otras que definitivamente han quedado en el pasado sin más. Seguimos siendo y estando en la mira de muchos, por diversas circunstancias y en muchos casos por falta de información o campañas tendenciosas de nulo aporte, pero para tranquilidad de todos hay también una visión y valoración naciente que es distinta, que nace de la evidente importancia que se asigna a nuestro mundo agro, en razón de la presión que generan los cambios que vemos y asegurar la disponibilidad de alimentos. Hay un consenso de que somos y nos vemos más necesarios que antes. 

Debemos empujar por mostrar, publicitar y exhibir todo lo que se hace bien en el mundo agrícola, ahí hay un gran espacio para acercar el mundo urbano al medio rural. Cada vez se acepta más e incluso se valora de manera diferenciada la acción del mundo productor agrícola, siempre que se entienda el porqué de muchas prácticas

Se hace necesario mostrar métricas, de captación y fijación de CO2 (esto ya se hace en otros países), por ejemplo, en los huertos y toda la cadena productiva, para tener certeza de que somos buenos y necesarios. Eso transmite confianza y valoriza el rubro agrícola. Además, deberíamos llevar un balance y registro de gastos energéticos, consumos de combustibles, fertilizantes, etc. un ejercicio de balance de masas que no hace más que demostrar que el resultado va en favor del mundo agro. En mi experiencia, lo que me ha tocado revisar y evaluar, la situación y el balance en la mayoría de los casos es favorable; y si no lo fuera, en algún caso en particular, debemos trabajar y buscar las fórmulas para modificarlo y llegar ahí, así, con un modelo colaborativo, y de compromiso. 

Esto no es novedad, miramos atrás y evidenciamos que hemos visto bastantes e importantes cambios en la industria de los cítricos, además de la transformación y cambios de producto y tendencias de mercado, renovaciones varietales, que se ha seguido de cerca y de forma acertada. También por ello se ha producido el ingreso de otras tantas especies como son caqui, arándanos, kiwis y aguacate, estos cultivos ya son de importancia y cobran cada día más participación y producciones de interés por volumen y su rentabilidad. En el agro se está buscando qué hacer, cómo hacer, para ser sustentables. Para ser viable, reconocido y aportar no solo alimentos también hay que producir y aportar alimentos sin dejar por el camino un rastro de nuestro paso.  

Otros ya lo están demostrando.

(*) Ingeniero agrónomo (CHI)

Acceso a la noticia aquí. 

Acceso al dossier de producción sostenible aquí

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits aquí