López Miras: “El trasvase Tajo-Segura o la importancia vital del agua”

Bioibérica CT
DAYMSA NATURFRUIT
Fedemco 2021 01

Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia, hace un llamamiento de colaboración y suma de fuerzas entre las comunidades autónomas perjudicadas por la reducción de los caudales del Tajo-Segura

López Miras afirma que el agua no es “el único desafío” al que debe hacer frente el sector, pero sí es decisivo. / CARM

Fernando López Miras (*)

El sector hortofrutícola no solo constituye uno de los mayores factores de prosperidad económica de la Región de Murcia, sino que tiene también una gran relevancia en el ámbito social como generador de empleo y como instrumento para evitar la despoblación del entorno rural.

Su importancia trasciende el ámbito regional y nacional, debido a la pujanza de las exportaciones hortofrutícolas murcianas en el escenario internacional, pues la Región de Murcia es la tercera comunidad autónoma que más frutas y hortalizas vende en el exterior, solo por detrás de Andalucía y Comunidad Valenciana.

La nuestra es una tierra donde la agricultura de regadío ha tenido una gran importancia desde tiempos ancestrales, estando siempre a la vanguardia de las técnicas de aprovechamiento y gestión del agua, algo que no ha cambiado miles de años después de aquellas primeras canalizaciones de riego empleadas en las explotaciones agrarias de lo que hoy es la Región de Murcia.

“La Región de Murcia es la tercera comunidad que más frutas y hortalizas vende en el exterior”

En ese conocimiento transmitido de generación en generación reside buena parte del éxito de una de las agriculturas más modernas y avanzadas del mundo, reforzado, además, con las más eficaces técnicas de gestión y aprovechamiento del agua, que son estudiadas y aplicadas por un número creciente de naciones, que envían a sus expertos a nuestra comunidad autónoma para aprender de nuestro modelo.

Hoy día, la agricultura de la Región de Murcia es en todo el mundo sinónimo de calidad, innovación y gestión inteligente de recursos. Una agricultura sostenible y de precisión, ejemplar a la hora de aplicar cada gota de agua al cultivo exacto, con un alto componente de innovación e investigación, empleando sondas de humedad para conocer el estado de la tierra, apostando por los biofertilizantes para reducir aportes de nitratos y compatibilizando en todo momento la protección al medio ambiente.

En definitiva, la agricultura del futuro, pero en la que también continúa desempeñando un papel fundamental el saber hacer aportado a nuestros campos y cultivos por las diferentes culturas que enriquecieron tan admirable legado a lo largo de la Historia.

“Hoy día, la agricultura de la Región de Murcia es en todo elmundo sinónimo de calidad, innovación y gestión inteligente de recursos”

Una trayectoria de continuo crecimiento y modernización del sector que no habría sido posible sin el mayor instrumento de solidaridad interterritorial de España, el trasvase Tajo-Segura del que acabamos de conmemorar que hace 42 años que se puso en marcha, y que ha sido un factor fundamental en el desarrollo económico, social y medioambiental del Levante.

No en vano, sus aguas abastecen a dos millones y medio de personas y a 44 millones de árboles frutales, garantizando 110.000 empleos directos y otros 250.000 indirectos, contribuyendo a la vertebración social del mundo rural, a la vez que supone una herramienta clave en la lucha contra el avance de la desertificación del Sureste de España y la lucha contra el cambio climático.

“La trayectoria de continuo crecimiento y modernización del sector no habría sido posible sin el mayor instrumento de solidaridad interterritorial de España, el trasvase Tajo-Segura”

De ahí que resulten de todo punto injustificables e inconcebibles las últimas actuaciones emprendidas desde el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para la reducción, de manera unilateral y excluyendo cualquier posibilidad de acuerdo por parte del Gobierno, de una proporción considerable de los caudales trasvasados al Levante, modificando para ello las actuales reglas de explotación del acueducto. Un cambio decisivo en las reglas del juego sin consenso alguno y que, de ningún modo, responde a criterios técnicos.

La fórmula elegida, la de acrecentar los caudales ecológicos del Tajo como única solución en lugar de promover la depuración y reutilización de sus aguas, y una mejor gestión de las mismas, demuestra que parece haber más interés en cerrar definitivamente el trasvase que en optimizar al máximo una infraestructura que beneficia a cuatro comunidades autónomas de forma directa y a toda España, en definitiva, por todo lo que aporta en términos económicos y de cohesión territorial.

“Resultan de todo punto injustificables e inconcebibles las últimas actuaciones emprendidas desde el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico”

Los recortes propuestos por el Gobierno no solo tendrían un gran impacto en las explotaciones agrarias desde el punto de vista productivo, sino también desde el punto de vista económico, provocando incrementos de entre el 30% y el 50% en el precio del agua para abastecimiento y riego, vulnerando de manera flagrante el mandato constitucional de garantizar la igualdad de todos los españoles no solo ante la ley, sino también para el uso y disfrute de un recurso como el agua. Un agua que es de todos, y que debe ser gestionada y compartida sin privilegios, ni tampoco discriminaciones, entre los diferentes territorios que conforman nuestro país. Por eso, en la persona de sus presidentes, he llamado a la colaboración y la suma de fuerzas entre las tres comunidades autónomas perjudicadas por esta significativa disminución de los caudales trasvasables —Andalucía, Comunidad Valenciana y la Región de Murcia— para poder así defender todos unidos los derechos de nuestros ciudadanos, que son los mismos que los del resto de compatriotas en lo que al acceso al agua se refiere.

Y para ello, apoyamos la urgente aprobación de un Pacto Nacional del Agua fruto del consenso y la solidaridad, que resuelva, de forma justa y generosa, y de manera definitiva, esta auténtica cuestión de Estado, alejando así, de manera definitiva, cualquier riesgo de confrontación territorial en un país que lo que necesita es más unidad que nunca para poder revertir, con el esfuerzo de todos, los devastadores efectos de la pandemia.

No es este el único desafío que debe afrontar nuestro sector agrícola para garantizarse un futuro de prosperidad y crecimiento pero, sin duda, sí es el que genera más preocupación. Porque siendo importante poner solución a las nuevas limitaciones a nuestras exportaciones hortofrutícolas por el Brexit, por los aranceles de Estados Unidos que nos han lastrado los últimos años, o por el veto ruso aún vigente, nada resulta tan decisivo para la supervivencia y viabilidad del sector que la certeza de que siempre podrá contar con el agua que nuestras explotaciones agrícolas demandan ahora y la que necesitarán en el futuro.

Una garantía para nuestros agricultores y regantes por la que el Gobierno de la Región de Murcia se compromete a trabajar con todo su empeño hasta conseguir que esta justa reivindicación de tantos años atrás sea pronto una realidad reconocida y amparada por la ley.

(*) Presidente de la Región de Murcia

Acceso a la entrevista de Fernando López Miras AQUÍ.
Acceso al número íntegro de Valencia Fruits AQUÍ.

thumbnail of PDM02_2935