El paro de transporte afectará a la exportación de 250.000 toneladas de frutas y hortalizas en julio

Fruit Attraction expositores 2022
Bioibérica CT

Unas 250.000 toneladas de frutas y hortalizas destinadas al mercado exterior y 200.000 toneladas al interior se verán afectadas cada semana del mes de julio por el paro de transportes

En hortalizas se verán afectadas principalmente tomate, pimiento y lechuga / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Un total de 250.000 toneladas de frutas y hortalizas destinadas a los mercados exteriores y 200.000 toneladas dirigidas al mercado nacional se verán afectadas, cada semana del mes de julio, según FEPEX, si sigue adelante el anuncio de un nuevo paro de transporte de mercancías, ya que el camión es el principal medio de transporte en este sector y julio es uno de los meses de mayor exportación y consumo de frutas y hortalizas, siendo además productos extremadamente perecederos.

De seguir adelante la convocatoria de un nuevo paro de transportes, pendiente de ratificar el próximo 26 de junio y previsto a partir del 30 de junio, se verán afectados 250.000 millones de euros que es el valor de la exportación de frutas y hortalizas frescas en una semana del mes de julio y unos 280.000 millones de euros, aproximadamente, en el mercado nacional cada semana.

Los productos más afectados serán las frutas de verano y en especial melocotón, nectarina albaricoque, ciruela y cereza por su carácter extremadamente perecedero, viéndose también perjudicados el melón y la sandía que, aunque menos perecederas que la fruta de hueso, en los meses junio, julio y agosto se alcanza el punto álgido de la producción y exportación. En hortalizas también se verán afectadas principalmente tomate, pimiento y lechuga.

Los productos más afectados serán las frutas de verano y en especial melocotón, nectarina albaricoque, ciruela y cereza por su carácter extremadamente perecedero

Por ello, FEPEX considera que el sector productor y exportador de frutas y hortalizas, que es determinante en la sostenibilidad social y económica de las zonas productoras, se verá gravemente perjudicado y será uno de los más afectados por un futuro paro, por tratarse de productos cuya recolección y comercialización no se puede aplazar, siendo julio, además, un mes de máxima actividad. Se considera imprescindible, por tanto, que se respete el libre tránsito de los productos perecederos.