Proyecto de una interprofesional de la patata

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La consejería castellanoleonesa, organizaciones profesionales agrarias y cooperativas instarán por carta a crear una interprofesional de la patata

China

La interprofesional de la patata sería un punto de encuentro para la resolución de los problemas del sector. / Archivo

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, con el apoyo de las organizaciones profesionales agrarias y las cooperativas, enviará una carta a productores, transformadores y distribuidores instando a la constitución en Castilla y León de un órgano interprofesional de la patata.

Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, después de la reunión en Carpio (Valladolid) de la Mesa Regional de la Patata.

Jesús Julio Carnero ha insistido en la importancia de un órgano interprofesional, en el que estén representados los cultivadores, los transformadores y los distribuidores, que sirva para abordar los problemas del sector, incluidas las discrepancias de cada una de las partes.

Aunque ha advertido que los precios los fija el mercado, el consejero ha apuntado que la interprofesional puede constituir “un punto de encuentro” para resolver los problemas entre los productores y los comercializadores.
“Desde la administración vamos a animar a los agricultores a que se unan”, ha recalcado el consejero en declaraciones a los periodistas.

El consejero ha puesto de manifiesto la importancia del cultivo de la patata en Castilla y León, puesto que es la primera comunidad autónoma tanto por la superficie cultivada como por la producción.

Y así, ha indicado que Castilla y León alberga el 28 por ciento de la superficie cultivada, pero es “más importante” su rendimiento, de 48 toneladas por hectárea cuando la media nacional es de 33 y ligeramente por encima de la media europea.

Jesús Julio Carnero ha reconocido que se trata de un sector “pujante” que ha sabido utilizar las nuevas fórmulas alternativas de energía, como la solar, además de hacer una utilización adecuada de los fertilizantes y llevar a cabo un buen control de las plagas.

Después de ratificar que la patata es un producto que se adapta al cambio climático, el consejero ha destacado que en la última convocatoria para la incorporación de jóvenes al campo de Castilla y León fueron 52 los que lo hicieron en el sector de la patata, a lo que se añaden las 85 ayudas a la modernización de las instalaciones.

Sin embargo, ha advertido que este cultivo tiene “desafíos y retos”, principalmente los derivados de los desequilibrios de producción entre unas campañas y otras, lo que, a su juicio, genera inestabilidad en el mercado.