Récord de contrataciones en Aragón para la campaña de recogida de la fruta

AgroFresh FRESCOS

En el mes de julio se van a superar los 25.000 temporeros, una cifra mayor a la prevista inicialmente

Hasta 25.000 trabajadores van a participar en la recogida de fruta en Aragón. / JO

Javier Ortega. Aragón.

La campaña de la recogida de la fruta dulce en Aragón, de mayo a septiembre, se encuentra en pleno apogeo. Con una superficie superior a las 35.000 hectáreas dedicadas al cultivo, se espera una buena cosecha con más de 650.000 toneladas entre las diversas variedades: cereza, melocotón, nectarina, albaricoque, paraguayo, ciruela, manzana, pera.

La alta producción ha repercutido en las necesidades de mano de obra y así, según datos de la Seguridad Social, el pasado mes de junio se realizaron 24.114 contrataciones en todo Aragón.
A la provincia de Zaragoza correspondieron 14.000, a Huesca 8.853 y a Teruel 1.337 trabajadores.
Dicha cifra ha supuesto un incremento del 14% respecto a las 21.107 contrataciones realizadas en este mismo periodo del año pasado.

La tendencia es que vayan en aumento y este mes de julio se superen las 25.000, una cifra mayor a las previsiones al inicio de la campaña. UAGA cifró las necesidades en unos 22.000 trabajadores, lo que supone la realización de unas 14.000 nuevas contrataciones durante toda la campaña.

Unos meses antes de comenzar la recogida los fruticultores mostraron su preocupación ante la posibilidad de no disponer de la mano de obra suficiente, al negarse algunos colectivos a las tareas del campo.

Sin embargo, la campaña transcurre con normalidad, pues los trabajadores son fijos discontinuos y todas las explotaciones disponen de una plantilla que se repite cada año.

La necesidad de un mayor número de temporeros está motivando que muchos productores vendan su fruta en el árbol. Esto significa que es su cliente, una gran empresa o un almacenista, el que se ocupa de disponer de la mano de obra necesaria para recoger directamente en el campo las toneladas compradas.

En la mayoría de los casos, los empresarios disponen de alojamientos para sus trabajadores. No obstante, UAGA señala que es necesario que los ayuntamientos y otras administraciones sean conscientes de la necesidad de contar con albergues municipales, sobre todo en los pueblos más pequeños, para proporcionar ese servicio a los agricultores.