El retraso en el sembrado del maíz genera pérdidas

PAMPOLS
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HISPATEC

Arranca la campaña del sembrado del maíz forrajero en las explotaciones gallegas, pero lo hace con quince o veinte días de retraso como consecuencia de las lluvias de la semana pasada

Ucrania es el primer proveedor de maíz de España y el cuarto exportador mundial. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Las lluvias obligará a los agricultores y ganaderos a ir a ciclos de producción más cortos, con una merma por hectárea de entre 20.000 o 30.000 kilos.

Así lo explicó Roberto López, que tiene una explotación de vacuno de leche en el municipio de Lugo y es miembro de la directiva de Agromuralla, colectivo que agrupa a productores de las provincias de Lugo y A Coruña. “Llevamos entre 15 y 20 días de retraso. El invierno fue muy lluvioso y las lluvias tardías y abundantes de la última semana no nos permitieron entrar con la maquinaria en las tierras para hacer los trabajos de laboreo”, dijo López.

Esa situación obligará a “ir a ciclos más cortos”, explicó, con lo cual “vamos a producir un poco menos”, pero ahora mismo “no tenemos otra opción”.

Roberto López recordó que el maíz forrajero representa “entre el 60% y 70% de la alimentación del ganado en una granja de leche”, de ahí la importancia de este cultivo.

En la coseche influyen “las horas de sol” que recibe la planta , de modo que “en ciclos más largos” la producción es más grande, dado que “las plantas adquieren una mayor altura” y “más kilos de mazorcas”.

Por lo tanto, el hecho de que los agricultores tengan que recurrir a ciclos cortos puede suponer una merma de “entre 20.000 y 30.000 kilos por hectárea”.

De ese modo, el cultivo “es menos rentable por entrada” y eso supone también “un incremento de los gastos de producción”,. lamentó.