La sostenibilidad en la cadena de suministro de manzanas

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

SmartFresh™ es la principal herramienta de gestión del etileno postcosecha para frutas, verduras y flores

Mantener las manzanas frescas es especialmente importante durante el almacenamiento y el transporte. / archivo

Agrofresh.

Las estadísticas dan que pensar: según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, casi el 33% de los alimentos producidos para el consumo humano se pierden o se desperdician, y casi el 50% de las frutas y verduras perecen antes de ser consumidas.

Teniendo en cuenta estas estadísticas, resulta obvio que la extensión de la frescura, la calidad y la vida útil de la fruta y verdura contribuye a la sostenibilidad general de nuestra industria al minimizar el desperdicio y la pérdida de alimentos. Y encontrar socios o proveedores que ofrezcan soluciones innovadoras puede marcar la diferencia para todos, desde los productores a los importadores, pasando por los distribuidores.

Sostenibilidad mediante la innovación

La innovación es un compromiso a largo plazo de AgroFresh, que en 2023 celebra el 20 aniversario de SmartFresh™, su producto estrella y la solución de gestión del etileno líder del sector.

El etileno es la hormona vegetal natural que rige la velocidad a la que se pierden la calidad y la frescura. Mantener las manzanas frescas es especialmente importante durante el almacenamiento y el transporte, porque los entornos ricos en etileno pueden desencadenar el proceso de maduración con demasiada rapidez, lo que produce deterioro y desperdicio. El viaje hacia la innovación en la gestión de la maduración comenzó en 1994, cuando el bioquímico Edward Sider y la horticultora Sylvia Blankenship descubrieron el regulador 1-metilciclopropeno (1-MCP) en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Cuando se le preguntó por la introducción de la tecnología en el mercado, Blankenship indicó: “Ni en un millón de años pensé que las cosas acabarían como han acabado. Mi objetivo desde que empecé a trabajar era ayudar a la industria de la fruta y la verdura. Mi meta era conseguir un producto de mejor calidad que ahorrara tiempo y dinero”. 

Sostenibilidad a través de un enfoque multicanal

Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos a lo largo de la cadena de suministro requiere de múltiples acciones, ya que son muchos los factores que contribuyen al problema. Pensemos en la variedad de fases a las que se enfrenta una manzana desde que se recolecta hasta que llega a los lineales del supermercado. El desperdicio se produce a lo largo de todo ese proceso. Cuando hablamos de soluciones integrales, se trata de comprender que para hacer mella realmente en el problema del desperdicio alimentario hay que encontrar soluciones en cada etapa del proceso.

Es importante pensar en cada cliente y en cada manzana, así como en sus retos específicos, ya sea la distancia recorrida, las condiciones de almacenamiento o los distintos patógenos que entran en juego durante la fase de procesado. El desperdicio alimenticio es un problema crítico que requiere la solución de más de una empresa. Reunirse y hablar con personas de diferentes sectores y perspectivas puede ayudar a todos a trabajar unidos para resolver este reto.

Sostenibilidad mediante la digitalización

Al igual que en otras industrias, la digitalización de la agricultura se está produciendo rápidamente. Los consumidores quieren saber cada vez más de dónde proceden sus alimentos y a dónde van, mientras que los proveedores y distribuidores quieren saber cómo llegan hasta allí.

Esto supone una oportunidad única para que las soluciones digitales ayuden aportando datos para tomar las mejores decisiones y mitigar posibles problemas, como los rechazos. Como ejemplo de digitalización, AgroFresh dispone en su catálogo FreshCloud™ Inspection, una solución digital de inspección de calidad que ayuda a las centrales hortofrutícolas con visión de futuro que se basan en los datos de sus frutas para tomar decisiones informadas, con perspectivas y análisis en tiempo real.

El objetivo final: fruta nutritiva, deliciosa y duradera

Con la cadena de suministro y la logística alimentaria continuamente en el punto de mira, las soluciones AgTech de vanguardia nunca han sido tan esenciales. En última instancia, se trata de encontrar soluciones innovadoras que puedan funcionar en todas las etapas, para mejorar el futuro de la industria hortofrutícola, apoyar a los clientes y sus negocios, ofreciendo al mercado productos frescos nutritivos, con sabor y más duraderos.

AgroFresh celebra dos décadas de su solución estrella SmartFresh

Ya han pasado 20 años desde que AgroFresh lanzase en 2003 por primera vez su solución estrella SmartFresh™, la principal herramienta de gestión del etileno postcosecha para frutas, verduras y flores. SmartFresh pone el proceso de maduración “en pausa” para que el ablandamiento y la sobremaduración se produzcan mucho más lentamente, como parte de su ciclo normal de frescura. Desde entonces, AgroFresh ha sido pionera en numerosas aplicaciones científicas y comerciales de SmartFresh para mantener los productos frescos durante más tiempo.

Durante los últimos 20 años, los productores y centrales hortofrutícolas han confiado en la revolucionaria tecnología de SmartFresh para ofrecer los productos más frescos a los consumidores de todo el mundo, manteniendo una calidad y frescura óptimas y evitando los problemas que afectan a la vida útil de la fruta. Para operaciones de todos los tamaños y de todas las regiones hortofrutícolas del mundo, SmartFresh optimiza los recursos del productor a la vez que ofrece una mayor resistencia y sostenibilidad, lo que se traduce en un mejor retorno de la inversión para productores, centrales y distribuidores.

Duncan Aust, director de Tecnología de AgroFresh, supervisa la investigación y el desarrollo, la normativa y la innovación externa. Aust explica por qué SmartFresh, la tecnología 1-MCP original que revolucionó el sector de la manzana, ha tenido un impacto tan positivo: “AgroFresh se enorgullece de trabajar con el productor y la central hortofrutícola para comprender realmente cuáles son sus necesidades y retos, y por tanto las oportunidades, con el objetivo de ofrecer al consumidor una experiencia mejor”, afirma Aust. “Nos gusta trabajar en estrecha colaboración con los científicos que tenemos en AgroFresh, con el equipo técnico de algunas de las operaciones más grandes y con el productor en el campo”.

El 1-metilciclopropeno (1-MCP), que está detrás de las soluciones SmartFresh, fue descubierto hace casi 30 años, en 1994, en la Universidad Estatal de Carolina del Norte por el bioquímico Edward Sisler y la hortícola Sylvia Blankenship, abriendo nuevas posibilidades para las industrias de productos frescos y florales.

Cuando se le preguntó por la introducción de la tecnología en el mercado y la visión a largo plazo de 1- MCP, Blankenship compartió varias ideas e historias. Desde su perspectiva sólo podía soñar con la repercusión que ha tenido su descubrimiento. “Ni en un millón de años pensé que las cosas acabarían como están”, dijo Blankenship. “Mi objetivo desde que empecé a trabajar era ayudar al sector de los productos frescos. Mi meta era conseguir un producto de mejor calidad que ahorrara tiempo y dinero”.

Accede a las páginas especiales de manzana y pera (9-14) en el ejemplar de Valencia Fruits. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits. 

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.