UPA Málaga denuncia la diferencia del precio de limón del campo al consumidor

NADORCOTT 2024
KANZI VOG
GIRO 2024
FERTIBERIA IMPULSE
HISPATEC
Congreso subtropicales
HERNANDORENA fiabilidad varietal

Desde el sindicato afirman que muchos agricultores se están pensando en dejar los limones en el árbol sin recoger porque no les compensa el precio que reciben

En esta campaña, la producción de limones ha mejorado considerablemente con respecto a la pasada. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Málaga ha denunciado la “ruina” que supone la actual cosecha de limones para los productores, que cobran en origen entre 18 y 30 céntimos el kilo, pese a que en las tiendas el consumidor paga hasta 3 euros por ellos.

“Es una situación dramática que hace que muchos agricultores se estén pensando en dejar los limones en el árbol sin recoger porque no les compensa el precio que reciben”, ha afirmado este lunes el secretario general de UPA Málaga, Francisco Moscoso.

En esta campaña, la producción de limones ha mejorado considerablemente con respecto a la pasada, incrementándose en un 34 % aproximadamente, si bien es menor que la media de las últimas cuatro cosechas.

Así, se obtendrán unas 54.437 toneladas en las cerca de 4.500 hectáreas en producción que hay en la provincia, frente a las 40.523 toneladas del año pasado, lo que hace que Málaga represente más de la mitad de las 110.6963 toneladas aforadas por la Junta de Andalucía.

En cuanto a los precios en origen, ha explicado Moscoso, “la ruina es total”, porque se ha pasado de pagar 48 céntimos por kilo de media el pasado año a 18 céntimos en esta.

“Como máximo se llega a los 30 céntimos, dependiendo de la calidad y la categoría, pero el problema lo encuentras cuando en los lineales ese mismo kilo de limones está a tres euros. Es un auténtico despropósito”, sentencia el agricultor.

A esta situación se suma que los costes de producción han subido de forma considerable: de los 80 o 90 céntimos que costaba producir un kilo de limones el pasado año, se ha pasado a los 1,50 euros de este 2023.

“Por el contrario, comprobamos cómo los precios en origen que percibimos, en lugar de subir, han disminuido considerablemente”, resalta el responsable de UPA.

Ante esta situación, Francisco Moscoso ha reclamado que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria y que se sancione a quienes no la cumplen.

“Somos nosotros, los que ocupamos el sector primario, la parte más débil de la cadena, los que pagamos el pato año tras año. El año pasado ya ocurrió lo mismo, aunque al final de la campaña se recuperó algo el precio, pero tampoco nos cubría los costes de producción”, recuerda.

Esta campaña, ha advertido, “es peor aún”, por lo que las pérdidas entre los productores de limón son cuantiosas y se suman a las registradas en años anteriores.