Bases del futuro agrario: mujeres, jóvenes, regadío y digitalización

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

Según el ministro de Agricultura, Luis Planas, el futuro del sector agroalimentario son las mujeres, los jóvenes, el regadío eficiente y la digitalización 

drone

Luis Planas ha augurado que el mundo rural del futuro ofrecerá menos empleo y más tecnificación./ Archivo

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido en Las Palmas de Gran Canaria que el “triángulo mágico del futuro del sector agroalimentario” lo forman las mujeres y los jóvenes, el regadío eficiente y la digitalización.

En su intervención en un foro organizado por la Cadena SER en Canarias, el ex-embajador representante permanente de España ante la Unión Europea ha estimado que la igualdad en el mundo rural “no es un tema baladí” para su futuro, de ahí que haya encargado un análisis de la aplicación de la ley de titularidad compartida de explotaciones agrarias para mejorar su eficacia, dada la limitada aplicación conseguida en los últimos años.

Además, Planas ha destacado que solo el 9% de los titulares de explotaciones agrarias en España tiene menos de 40 años y que en la próxima década, entre 2020 y 2030, se van a jubilar seis de cada diez agricultores y ganaderos del país.

“Aunque no se reponga el mismo número por la evolución de la economía, por el incremento de la competitividad y por la disminución del empleo en el sector primario, está claro que tenemos que asegurar que los jóvenes se instalen, en un contexto cada vez más importante de renovación, innovación y digitalización de la agricultura y ganadería”, ha aseverado el ministro.

Para Planas, innovación y transformación digital están íntimamente ligadas al futuro del mundo rural, de ahí que en estos momentos “la banda ancha sea algo tan necesario como el regadío en todas las zonas rurales”.

Aunque la crisis económica de la última década ha llevado al campo a muchos jóvenes y también a trabajadores de la construcción, el ministro ha considerado que “la gran cuestión” de la ganadería y la agricultura española es el relevo generacional.

Luis Planas ha augurado que el mundo rural del futuro ofrecerá menos empleo y más tecnificación, por lo que el agricultor no será el tradicional, sino que tendrá una nueva formación porque habrá otra agricultura y otra ganadería.

De igual forma, ha opinado que las labores agrícolas deberían gozar de un mayor prestigio social, ya que pueden resultar “tan innovadoras como trabajar en un laboratorio en Massachusetts”.

El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación ha resaltado que las producciones europeas cumplen con “las exigencias más elevadas del mundo” y que España exporta más de la mitad de lo que produce.

Por eso, se ha mostrado partidario de defender la “reciprocidad, más allá de la equivalencia” en las negociaciones con terceros países.

Sin embargo, ha advertido a los productores canarios de que lo que no se puede es “crear barreras artificiales a la importación, porque otros nos lo pueden hacer a nosotros”.

De esta forma, el ministro ha asegurado que el Gobierno español está dispuesto a solicitar a la Comisión Europea “apoyos puntuales y en condiciones concretas”, para que no sean considerados ayudas de Estado, para las producciones de las islas que se vean afectadas por un Brexit sin acuerdo.

De cara a la negociación del próximo presupuesto europeo para el período 2021-2027, Planas ha mostrado la disposición de España de defender que la Política Agraria Común cuente, “como mínimo”, con una consignación igual a la actual.

También ha asegurado que tanto España, como Francia y Portugal, los tres países con regiones ultraperiféricas, abogan por que el Posei (Programa de Opciones Específicas por la Lejanía e Insularidad) mantenga el presupuesto, pese a que la Comisión Europea plantee rebajarlo un 3%.