Las lluvias provocan una caída del 25 % en la cosecha de cereales de Cataluña

Anecoop noviembre frutas
Gregal otoño 2021
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Asaja Barcelona hace el balance de la cosecha de cereales 2020, de un año que se preveía una cosecha histórica, las lluvias y los hongos han provocado un descenso del 25% de la cosecha

PAC

En Catalunya se sembraron unas 91.265 ha de trigo y 172.920 ha de cebada. / Archivo

Según Rosa Pruna, presidenta de Asaja, este 2020 pasaremos a la historia por muchas razones: sanitarias, económicas y también por la cosecha del cereal, se preveía la cosecha récord en Catalunya y ha sido un 25% más baja, debido a que el marzo – abril ha hecho cambios drásticos de temperatura, lluvias continuadas, provocando la aparición de hongos y malas hierbas.

En conjunto, ha hecho que sea una cosecha irregular, tanto el rendimiento como la calidad del grano. Especialmente las cebadas, las más afectadas. A nivel mundial, los cereales han subido un 3% del 2019, se han cosechado 2.700 millones de toneladas.

En la Unión Europea, una bajada del 4,9% referente al 2019. Este año 300 millones de toneladas. En el estado español, cosecha récord, de hacía muchos años, un 66% más que el año pasado 26,8 millones de toneladas. Una gran cosecha histórica.

En Catalunya se sembraron unas 91.265 ha de trigo y 172.920 ha de cebada. El descenso más grande de la cosecha ha sido en Girona, en Lleida, la que más siembra, la cosecha se preveía histórica. Les fuertes y abundantes lluvias, la piedra en los planes de Lleida han hecho perder un 20% de la cosecha, en cambio en la Segarra todo de secano el trigo ha tenido una buena cosecha, lo mismo que en la Conca de Barberà (Tarragona) los terrenos secos y tempranos han ido mejor.

En la Catalunya central ha habido un comportamiento muy irregular, en la comarca de Anoia y la de Bages, especialmente la cebada oscila entre 1.500 kg/ha en algunos casos y 6.000 kg/ha en otras, El trigo ha tenido un comportamiento más regular, aunque con una bajada del 20%. En la comarca de Osona, el trigo ha tenido un mejor rendimiento, en cambio la cebada ha tenido un descenso muy importante debido a los hongos y malas hierbas. En la comarca del Vallès, les pérdidas más importantes han sido en la cebada, las lluvias de junio han hecho perder entre un 25 y un 30 % de la cosecha con mucha humedad y poco peso específico. En Girona han tenido pérdidas de más del 50% y muchos campos han quedado sin cosechar.

Lo que sí que se ha constatado es que tanto el cultivo ecológico como las variedades antiguas como Espelta, el Camut o el Montjuïc, han aguantado mucho más los aguaceros, sequías y hongos. Los rendimientos no son tan altos, pero aguantan mejor, en la venta son muy superiores.