Asaja Almería prevé un descenso del 25% en la cosecha de cereales

Gregal otoño
Hispatec 2021
FA pases y entradas
Bioibérica CT
Fedemco 2021 01

Ya ha comenzado la siega en la provincia y las primeras estimaciones apuntan a un descenso importante en la producción de cebada

El descenso está siendo más acusado en el caso de la cebada, que se sitúa en un 30%. / ASAJA

Valencia Fruits. Redacción.

El Comité Ejecutivo de Asaja Almería se ha desplazado hasta la comarca de Los Vélez con motivo del inicio de la siega de cereales, tal y como viene realizando en los últimos años y en la que junto a representantes de la Delegación han visitado varias explotaciones para comprobar la marcha de la cosecha de cereal, cuyas tareas de recogida comenzaron hace unos días.

Así, según una primera estimación de Asaja, la cosecha de cereal disminuye este año 25%. El descenso está siendo más acusado en el caso de la cebada, que se sitúa en un 30%. La recolección del trigo aún no se ha iniciado, si bien los primeros cálculos apuntan a una reducción del 20% , cifra similar a la avena, que también cae esta cosecha.

Causas del descenso

Asaja apunta entre las causas de este descenso a la falta de lluvias durante la primavera, lo que ha hecho que al final el rendimiento se haya visto afectado. Además, de menos rendimiento por hectárea, se percibe un grano con menos peso específico que en años anteriores y también menos paja, “esto repercute negativamente en la venta de este subproducto para los productores y sobre todo para los ganaderos, grandes consumidores de este producto fibroso”, señala Miguel Ángel Serrano, técnico de Asaja Almería.

También hay que destacar el descenso del 7% en la superficie de cereales en la provincia continuando con la tendencia de los últimos años. En lo que respecta a los precios, principal motivo del abandono de este cultivo, encontramos con que en estos momentos las cotizaciones son más elevadas que en años anteriores aunque la subida de costes como el gasóleo, la energía o los fertilizantes podrían condicionar el desarrollo final de la cosecha.

Reducción también de la cosecha nacional

Por otro lado, la Sectorial de Cereales de Asaja Nacional ha cifrado en su última reunión una cosecha nacional de alrededor de 16 millones de toneladas. Esto supone un significativo descenso de producción respecto al año pasado, cuando se alcanzaron los 21,3 millones de toneladas, un recorte productivo que ronda el 25 por ciento.

Los bajos rendimientos se deben, principalmente, a que hemos tenido la primavera más seca de los últimos 15 años, como confirma AEMET, y esto ha hecho que el granado de los diferentes cultivos en su fase final no haya llegado a término, algo que ha ocurrido en buena parte de las zonas productoras de cereales.

Por otra parte, la elevada actividad tormentosa de las últimas semanas, en buena parte acompañada de pedrisco, han siniestrado más de 230.000 hectáreas, de las que 80.000 han sido en los 10 primeros días de junio. A falta de tener datos sobre la afectación de las tormentas, los daños se estiman muy elevados por la intensidad de las mismas y por encontrarse las cosechas en la última parte del ciclo vegetativo.

En este sentido, y aunque el nivel de aseguramiento de este sector es alto, el malestar de los cerealistas viene dado por el limitado rendimiento máximo asegurable que se permite en muchas zonas productoras. Esto hace que ante la tasación de los siniestros, la indemnización sea más menor que el valor real de la producción.

A las pérdidas por inclemencias meteorológicas debemos sumas los daños ocasionados por la fauna silvestre que en esta campaña han sido cuantiosos ya que, como consecuencia de la pandemia, la actividad cinegética ha sido prácticamente nula durante los meses de nascencia del cereal.

Fuente: Asaja Almería