España producirá más del 49% aceite de oliva mundial la próxima campaña

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

La producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 3.086.500 toneladas en la campaña 2020/2021, del que España producirá más del 49%

España sube su producción un 21%, mientras que Italia, Grecia, Túnez, Portugal, Turquía y Marruecos producirán menos aceite de oliva. / ARCHIVO

Hay que destacar un nuevo cambio de distribución de la producción en los grandes países productores, ya que vuelve a su orden más habitual tras la irrupción de Túnez el año pasado como segundo productor mundial.

España sube su producción un 21%, mientras que Italia, Grecia, Túnez, Portugal, Turquía y Marruecos producirán menos aceite de oliva en esta nueva campaña con respecto a la anterior, llegando a una producción de 1.510.000 toneladas, lo que representará el 49% de la producción mundial.

Si bien supone una producción bastante más baja que lo esperado durante la floración, no deja de ser una campaña por encima de la media de la última década.

La provincia de Jaén producirá 520.000 toneladas y Córdoba alcanzará las 248.000 toneladas, lo que las convierte en las principales productoras del país.

Italia vuelve al segundo lugar de la lista de grandes productores, aunque rebaja su producción un 20% respecto a la anterior campaña, alcanzando las 280.000 toneladas, con un 9 por ciento del volumen mundial de aceite de oliva.

Grecia vuelve a ocupar la tercera posición de los grandes productores con un siete por ciento de la producción global, aunque bajará su producción un 27% respecto a la campaña pasada alcanzando las 220.000 toneladas.

Túnez protagoniza el mayor descenso en la producción, alcanzando sólo un 44% de la producción de la campaña pasada, con una estimación de 170.000 toneladas, bajando de la segunda posición de los países productores a la cuarta, con un seis por ciento del global.

Este descenso de la producción se debe principalmente a la gran producción del año pasado y a la escasez de lluvias de los últimos meses.

El quinto lugar de la lista correspondería a Marruecos, cuya producción estimada se sitúa en las 140.000 toneladas, (cinco por ciento de la producción mundial), en este país, al igual que en Portugal, se ve un incremento y estabilización al alza de la media de producción en los últimos años, debido a las plantaciones de superintensivo que se están realizando en la última década en ambos países.

El sexto productor será Portugal, que sube una posición en la lista pese a un leve descenso de producción (-10%) llegando a las 135.000 toneladas.

Turquía se coloca en séptima posición, pese a una estimación de un 42% de descenso de la producción con respecto a la pasada campaña, llegando a las 130.000 toneladas de aceite de oliva (cuatro por ciento de la producción mundial) en esta campaña próxima.

Cerrando el grupo de los ocho mayores productores se encuentra de nuevo Siria, que mantiene estable su producción con los mismos datos que la campaña pasada.

Estos ocho grandes productores bajan su aportación de un 87,3% a un 86,99 por ciento de la producción mundial de aceite de oliva en la próxima campaña, esto da una gran estabilidad en la producción mundial, que sólo se verá alterada por un año en el que las condiciones medioambientales sean similares en estos ocho países, lo que hará que, en caso de que sean muy buenas, se alcance una superproducción.