Incertidumbre en el arranque de la campaña de fresa

DIEGO MARTÍNEZ
FERTIBERIA ABRIL 24 NSAFE
AGROPONIENTE FEBRERO
BAYER ESTRATEGIA DE CÍTRICOS
HERNANDORENA fiabilidad varietal

La temporada de fresa mantiene las cifras de 2022 pese a los costes y el clima

precios frutas hortalizas

El volumen de fresa se mantiene y el precio continúa en línea ascendente. / Archivo

Efeagro.

La campaña de la fresa ha arrancado marcada por el frío de las últimas semanas de enero, la falta de personal y el alza de los costes, factores que tocan al sector, pero no hunden a unos productores que estiman que la cosecha se mantendrá como la del pasado año, en 270.120 toneladas de fresa.

Así lo ha explicado el presidente del grupo de trabajo sectorial de fresa y de frutos rojos de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Cristóbal Picón, a la vez que ha detallado que este año hay un 2% más de plantación.

Una cifra que confirma también la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresa (Freshuelva), que añade: “se han producido mermas en los primeros meses de evolución del cultivo“.

Para el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en Huelva, Manuel Piedra, las condiciones meteorológicas, la falta de personal y el alza de costes provocan una situación de “incertidumbre” en el sector.

A pesar de que el responsable de Cooperativas ha indicado que los episodios de olas de frío en las últimas semanas de enero han afectado a las plantas, Picón puntualiza que ha sido de forma “insignificante” ya que en ese momento las plantaciones estaban al 20% de su producción.

El alza de costes pasa factura

Más allá del tiempo, el responsable de UPA en Huelva recalca el aumento de precio en los costes de producción que está sufriendo el sector, un incremento que sitúa entre el 25% y el 30%, según ha denunciado.

Advierte de que esta subida se está trasladando a los precios que paga el consumidor en los supermercados, una cifra que ronda entre los “cinco y los siete euros” en las tiendas mientras que, “a los productores se les paga a dos euros”.

En este sentido, los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, señalan que en la semana cuatro del año el precio medio del kilo de fresas en origen fue de 2,80 euros y una semana después de 2,89 euros.

Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, señalan que en la semana cuatro del año el precio medio del kilo de fresas en origen fue de 2,80 euros y una semana después de 2,89 euros

Un precio recibido por el agricultor que no difiere mucho con respecto al 2022, cuando en la semana cuatro de ese año el precio fue de 2,81 euros y en la siguiente de 2,49 euros/kg.

Variaciones que la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresa (Freshuelva) apunta que se dan “algunas semanas en mayor medida y otras en menor medida”.

Y denuncian que “a veces el importe que recibe el agricultor supone una quinta parte del que paga el consumidor final”.

Una fresa que integra

En total, se espera que esta campaña de la fresa en Huelva genere 110.000 contratos de trabajo, de los cuales, más del 50%, unos 52.000, son de españoles de la propia provincia onubense y 15.000 de trabajadores de origen subsahariano con residencia habitual en Huelva.

Según los datos ofrecidos por el secretario general de UPA en la provincia, a estas cifras se añaden 23.000 ciudadanos de países del este europeo.

En cuanto a la contratación de fuera de la Unión Europea, llegarán un total de 15.350, según UPA, de las que 10.000 son repetidoras y 5.000 de selección nueva.

Pero algunos de estos contratos no solo conllevan una relación laboral, sino que forman parte de un proceso para promover la integración y el desarrollo personal.

Es el caso de las 200 trabajadoras procedentes de Marruecos que integran el proyecto Wafira, un plan puesto en marcha por Cooperativas Agro-alimentarias por segundo año que se lleva a cabo en Huelva.

Durante cuatro meses, compaginarán el trabajo en la campaña de la fresa con sesiones formativas.

Todo ello para que a su regreso a Marruecos, las participantes tengan “los conocimientos necesarios, así como un plan de negocio viable y acorde a sus condiciones socioeconómicas, para emprender su propia actividad empresarial“, según la organización.

Una campaña la de la fresa que ha arrancado su temporada y que espera, además de fomentar actividades de carácter social, llegar a los supermercados con precios justos.