La Unió pide que se quite el sello IGP a todas las marcas que no utilicen almendra autóctona

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

La Unió considera imprescindible que las empresas amparadas en marcas IGP que no utilicen producto autóctono exclusivamente dejen de tener este sello

La organización considera necesario que desde la Administración se controle mucho más a las Organizaciones de Productores. / LA UNIÓ

Valencia Fruits. Redacción.

La Unió de Llauradors pide que desde las Administraciones se ponga en valor a la almendra autóctona en lugar de la importada y se promocione y se incentive su uso como requisito sine qua non para poder acceder a los sellos de calidad.

La almendra, que está atravesando una situación de crisis desde hace años, está en la base de muchos productos de alimentación, sobre todo los turrones y mantecados navideños que tanto se han consumido en estas fechas. En este sentido, con la IGP Jijona y Turrón de Alicante la almendra cuenta con un escaparate muy importante para ponerse en valor.

La Unió considera imprescindible que las empresas amparadas en marcas de calidad (IGP o DDOO) que no utilicen producto autóctono exclusivamente dejen de tener este sello y propone la incorporación de la especificación del origen de la almendra utilizada para la producción en el etiquetado.

“No se puede desde la Administración culpabilizar al productor de almendra que hace un trabajo impecable criticándole por no adaptarse a la globalización y mientras premiar a marcas con IGP sin saber siquiera de dónde viene la almendra que emplean”, comentan desde la organización.

Igualmente, la organización considera necesario que desde la Administración se controle mucho más a las Organizaciones de Productores y, en este caso, la de Frutos Secos (OPFS) para que cumplan con todos los requisitos legales de funcionamiento de estas entidades, especialmente por lo que respecta a la convocatoria y la participación de los socios en las asambleas así como a las decisiones de gestión de la organización, o los límites de justificación de volúmenes de frutos secos comprados a terceros. En este sentido, insta al Ministerio de Agricultura y a las Comunidades Autónomas a priorizar el apoyo económico a las OPFS que más trabajen con producto de sus socios y penalicen a las que no lo hacen.

De la misma forma, la organización cree que se deberían condicionar las ayudas de los Fondos Operativos (FO) y otras que puedan recibir estas entidades en el establecimiento de líneas de ayuda a sus Programas Operativos (PO) dirigidos a sus socios agricultores: líneas de reconversión varietal, de instalación de riego, de ensayos y lucha fitosanitaria, etc.

Ni el milagro de la Navidad ha salvado el precio de la almendra, todavía en caída libre

La Unió lamenta que los precios de estos frutos secos no se hayan recuperado siquiera durante la campaña navideña, fecha en la que se consume muchos productos que tienen este alimento como casi ingrediente principal.

Según el estudio realizado por los servicios técnicos de la organización, en los últimos 20 años ha necesitado importar anualmente de media 352.000 tn, lo que supone que se necesitaría producir un 44% más de las que produce actualmente. Con estos datos, es decir que la demanda es casi el doble de la oferta, la lógica comercial establecería unos precios para la almendra autóctona mucho más elevada de los que se tienen y, sin embargo, no es así, ya que rigen los precios internacionales.

Igualmente, para el periodo concreto de 2010-2019, se ha identificado que el balance comercial (Exportaciones – Importaciones) es negativo con una diferencia de -201.000 toneladas anuales. Por su parte, si se tiene en cuenta el consumo en fresco, las necesidades de la industria agroalimentaria y las exportaciones, se revela un déficit de -132.000 toneladas anualmente (producción – exportación – consumo).

La Unió ya denunció en repetidas ocasiones durante 2020 la situación que estaba padeciendo la almendra y la entrada masiva de almendra estadounidense, cuyo precio ha bajado cerca de un 60 % respecto a 2015.  Así, solicita que se cambie la política agroalimentaria y que se beneficie a la industria que utilice almendras de aquí.