El menú navideño está garantizado

DECCO MIX
Bioibérica CT

Alimentos y bebidas acompañarán este año a los esperados reencuentros navideños gracias a una cadena alimentaria que tiene experiencia constatada en dar respuesta ante los numerosos desafíos a los que se enfrenta

Interior de la nave de Mercamadrid. Efeagro / Mercamadrid

Lucía R. Simón. Efeagro.

La previsión y la anticipación es la receta de la cadena alimentaria para garantizar que en las mesas navideñas de los españoles no falten los alimentos frescos y variados para celebrar estas fiestas y, este año, a pesar de los nuevos desafíos, no será una excepción.

Desde Mercamadrid, la plataforma logística que comparten 800 empresas alimentarias y epicentro de gran parte de la distribución de alimentos frescos del país, la afirmación es contundente: “no van a faltar alimentos esta Navidad”.

Con esta rotundidad quieren ayudar a alejar el fantasma del desabastecimiento que puede llevar a compras impulsivas e innecesarias.”Las empresas de Mercamadrid llevan meses preparando la Navidad, seleccionando productos, garantizando ‘stock’ suficiente de alimentos en previsión del crecimiento de la demanda, buscando nuevos proveedores, así como alternativas ante retos nuevos como la crisis logística o energética”, subrayan.

Ante los retos actuales como el pico de demanda por la vuelta a la normalidad de la hostelería y la restauración, a los que se suman los efectos del Brexit, la crisis energética y la logística, “no se prevé desabastecimiento en los próximos meses, más allá de alguna dificultad en algún producto concreto” algo, por otra parte, “habitual” en esta temporada”.

Para llegar a esta garantía ha habido un importante trabajo previo y, por ejemplo, en el caso de las empresas de pescado, las más sensibles, se empezaron a tomar medidas hace meses realizando un abastecimiento de producto para varios meses, cuando normalmente se hace con un mes de anticipación.

Han asumido así el riesgo económico que eso supone, “pero priorizando la importancia de garantizar suficiente género en el mercado para la temporada de Navidad”, explican desde Mercamadrid.

Además, ante la posibilidad de retrasos en el transporte marítimo, las empresas hicieron acopio en los meses previos, por lo que esta tensión puntual y coyuntural no afectará a su oferta, si bien “excepcionalmente, puede haber algún producto concreto que se demore, como, por ejemplo, alguna referencia de carabinero, que se espera pueda resolverse en las próximas semanas”, añaden.

Y en el segmento de frutas y hortalizas, ante el incremento de costes para la exportación, algunas empresas han decidido mantener esa oferta de producto en el mercado nacional, lo que incrementa la oferta prevista

A falta de mes y medio para que arranquen oficialmente las fiestas navideñas, todos los signos apuntan a la normalidad, pues no se detectan variaciones en los volúmenes de descarga de producto en el área logística.

Los supermercados atisban una Navidad clásica

“Toda la cadena agroalimentaria, desde los productores y fabricantes hasta los distribuidores de alimentación, lleva ya semanas trabajando para responder a este cambio en los lineales causado por la demanda de los productos que más se consumen en Navidad”, confirman igualmente desde la patronal de supermercados, Asedas.

La organización, que agrupa a las cadenas Mercadona y DIA, las centrales de compra IFA y Euromadi, así como a enseñas regionales, prevé una campaña de Navidad 2021 de vuelta a la normalidad en lo referente a los hábitos de consumo tradicionales.

Así, se espera un incremento en la demanda de productos clásicos en esta época, como el cordero y el lechazo, piezas nobles de vacuno, aves como pularda, el marisco, el jamón o el cava.

Respecto a los tiempos, tampoco se esperan cambios en los días de máxima afluencia, que suelen ser los del fin de semana anterior a las fiestas, ni en un adelantamiento extraordinario de las compras.

Los consumidores apelan al sentido común

Mientras, las organizaciones de consumidores, como OCU y Facua, apelan a un consumo escalonado y con sentido común para evitar gastos inncesarios y apuntan a que los precios se comportarán como en años anteriores, con subidas en algunos productos en las semanas más próximas a la Navidad.
Ambas organizaciones de consumidores confirman que hasta el momento no disponen de información sobre problemas de abastecimiento alimentario.

OCU recomienda no dejarse llevar por las “alarmas” y, para ahorrar unos euros, pensar en menús alternativos, que no sean la carnes y pescados más clásicos como el cordero o el besugo, sino otras opciones como la lubina o la dorada

En relación a los precios, “no hay muchos motivos para pensar que va a ser radicalmente diferente”, por lo que, en general “los productos que más suben son pescados y mariscos”, especialmente tras el puente de diciembre; mientras, las variaciones en carnes, verduras y frutas se limitan a los días cercanos a las fiestas.

El secretario general de FACUA, Rubén Sánchez, asegura que, por ahora, no se espera una “hecatombe”, por lo que llama la sentido común para evitar compras irreflexivas e impulsivas que puedan llevar a “comprar doblemente y a consumir más de lo que se necesita”.

Por eso, anima a huir de “titulares alarmistas”, a planificar y a buscar menús alternativos.

Alimentos y bebidas acompañarán este año a los esperados reencuentros navideños gracias a una cadena alimentaria que tiene experiencia constatada en dar respuesta ante los numerosos desafíos a los que se enfrenta.