Plátano/ banana: dossier de Valencia Fruits

AgroFresh FRESCOS

Conoce todas las novedades sobre la campaña de plátano y banana en el dossier de Valencia Fruits

Julia Luz. Redacción.

El volumen de bananas comercializado mostraba un modesto crecimiento durante el primer semestre de 2023, lo que apunta al inicio de una posible recuperación tras el marcado declive del año anterior. Así, los datos correspondientes a enero-julio de 2023 de la FAO revelan que la exportación mundial aumentó en torno a un 0,3% respecto a 2022, situándose aproximadamente en 19,2 millones de toneladas.

La evolución de este primer semestre muestra tendencias muy dispares entre los principales países productores y exportadores de banana, ya que mientras sólo algunos registraron incrementos en sus envíos, otros se enfrentaron a desafíos que han limitado su capacidad de crecimiento,  como condiciones climáticas desfavorables, altos costes de fertilizantes y fitosanitarios y la propagación de enfermedades devastadoras como la marchitez por Fusarium (TR4).

Por su parte, la demanda de banana mantuvo su firmeza en los principales mercados de importación, impulsada, sobre todo, por su relativa asequibilidad en comparación con otras frutas. Esto contribuyó a mantener precios elevados, especialmente en mercados como la Unión Europea y Estados Unidos. Es por ello que el segundo semestre del año mostraba signos de mejoría en la rentabilidad del sector.

Exportaciones

La principal región exportadora del mundo, América Latina y el Caribe, aumentó un 1,3% sus envíos de banana hasta alcanzar los 14,7 millones de toneladas —200.000 toneladas más que en 2022—. Ecuador, por su parte, el país líder en exportación de banana, registraba un crecimiento del 7% en sus envíos entre enero y agosto de 2023, elevando las exportaciones totales del país a 6,2 millones de toneladas aproximadamente. El país aumentó casi un 10% su producción durante la primera mitad de 2023, aliviando las dificultades derivadas de la escasez de producción experimentada en 2022. Además, la bajada de los fletes marítimos redujo los costes de importación de banana de Ecuador a la UE, facilitando aún más el crecimiento.

Los envíos de Guatemala, el segundo mayor exportador de la región de ALC en 2022 y el principal exportador a los Estados Unidos, registraron un crecimiento de casi el 10% en los ocho primeros meses de 2023, lo que apunta a una exportación total de 2,4 millones de toneladas en 2023. Las condiciones favorables de producción y las inversiones en expansión permitieron una amplia disponibilidad de banana a bajo coste en Guatemala. Con un valor medio de 380 dólares por tonelada, la banana de Guatemala sigue siendo de las más baratas en los mercados mundiales.

Mientras tanto, las exportaciones de Colombia, el tercer proveedor en la región de ALC en 2022, se vieron afectadas por las fuertes lluvias en la primera mitad del año, que perjudicaron tanto la cantidad como la calidad de la producción. Datos preliminares de la Oficina Nacional de Aduanas de Colombia muestran una caída interanual de casi el 30% entre enero y agosto de 2023, junto con un aumento del 12% en el valor unitario medio de exportación. Así, las exportaciones de banana de Colombia se vieron reducidas a poco menos de 2 millones de toneladas en 2023, una disminución del 12% respecto a 2022. Además del clima adverso, la industria también tuvo que hacer frente a altos costes por la aplicación de estrategias de mitigación de la enfermedad TR4.

Costa Rica, otro importante exportador y tercer proveedor de la UE, también sufrió escasez producción en el primer semestre de 2023 debido a condiciones climáticas desfavorables y a la aplicación insuficiente de fertilizantes en 2022. 

Datos del Instituto Nacional de Estadística de Costa Rica registraron una caída interanual del 8,5% en cantidad exportada hasta junio de 2023. Sin embargo, la demanda en la Unión Europea y Estados Unidos, principales mercados del banano costarricense, se mantuvo firme, lo que aumentó el valor unitario medio de exportación en un 7,8%.

Cambiando de continente, las exportaciones de Asia se contrajeron en torno a un 4% en 2023, hasta unos 3,7 millones de toneladas. El principal exportador de la región sigue siendo Filipinas, que suministra alrededor del 60% de los envíos asiáticos de bananas, pero vio su producción gravemente afectada por la propagación del TR4 en el país. Por su parte, la demanda de China y de algunos importadores emergentes de Oriente Medio contribuyó a seguir impulsando las inversiones en plantaciones de bananas en Vietnam y la India, dos exportadores en alza de la región. 

De este modo, las exportaciones de bananas de la India crecieron hasta unas 450.000 toneladas en 2023, un incremento de aproximadamente el 25% con respecto a 2022, y que las de Vietnam alcanzaron unas 420.000 toneladas, un 3% más que en 2022.

Sobre la base de la evolución del primer semestre, las exportaciones de África registraron una expansión estimada del 2% en términos cuantitativos en 2023, alcanzando unas 670.000 t. 

Importaciones

Los datos de comercio de enero a julio de 2023 indicaban, por su parte, un crecimiento de las importaciones mundiales de bananas de un 1%, alcanzando aproximadamente 18,7 millones de toneladas. Aunque la demanda fue firme en la mayoría de los mercados, el crecimiento de las importaciones se ha visto limitado por la menor disponibilidad de suministros de los principales productores, especialmente Costa Rica, Colombia y Filipinas. Esta escasez afectaba especialmente a las importaciones de la Unión Europea, Japón, el Reino Unido y China, que representan casi el 50% del total mundial.

Las importaciones netas de bananas de la UE, el mayor importador mundial, se estancaron en los primeros siete meses de 2023, señalando una importación total de 5 millones de toneladas para ese año, un 10% por debajo de los niveles previos a la pandemia. A pesar de esto, la demanda de bananas en la UE ha aumentado debido a su conveniencia, valor nutricional y asequibilidad, lo que elevó los precios de importación en destinos clave como Países Bajos, Bélgica, Alemania, Italia y Francia, con aumentos del 10-15%. 

Las importaciones netas en Estados Unidos crecieron un 1,5% durante los ocho primeros meses del año, alcanzando un total anual de aproximadamente 4,1 millones de toneladas. Las importaciones de Guatemala aumentaron un 2% —de donde Estados Unidos obtiene alrededor del 40% de las compras totales—, mientras que las de Costa Rica y Ecuador crecieron un 10% y 7%, respectivamente. Cabe destacar el fuerte incremento de los envíos de banana orgánica de Ecuador, con un aumento interanual del 21% entre enero y agosto de 2023.

Las importaciones de China disminuyeron un 9% entre enero y agosto de 2023, con una proyección anual por debajo de 1,8 millones de toneladas, aunque sigue siendo el tercer mayor importador mundial, con una cuota del 9% de las importaciones mundiales en 2023.

Los datos disponibles indican que las importaciones netas de la Federación de Rusia se mantuvieron prácticamente sin cambios con respecto al año anterior, con 1,4 millones de t en 2023 y siendo estos envíos casi exclusivamente procedentes de Ecuador. 

Por último, las importaciones de Japón disminuyen, hasta 1 millón de toneladas, debido a la menor producción en Filipinas, que suministra el 75-80% de los plátanos, y a dificultades logísticas desde Ecuador.

Accede al dossier Plátano/banana en el ejemplar de Valencia Fruits.

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.