Dietistas piden implantar el etiquetado NutriScore

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

Siete colegios de dietistas-nutricionistas piden a Sanidad la implantación del etiquetado frontal NutriScore con el objetivo de identificar fácilmente la calidad nutricional

NutriScore

Etiquetado frontal de NutriScore. / NutriScore

Siete colegios de dietistas-nutricionistas, que representan al 80 % de la profesión, han pedido a Sanidad la implantación del etiquetado frontal Nutri-Score para que el consumidor identifique de forma sencilla la calidad nutricional de los productos alimentarios.

Este modelo, también denominado de los cinco colores, está validado por la Comisión Europea y es el que se ha adoptado recientemente en Francia y Bélgica.

Los responsables de los colegios de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Murcia y Comunidad Valenciana han informado en un comunicado de que ese sistema es el que mejor ayuda a los consumidores a orientar sus elecciones de compra, mientras que “los sistemas alternativos no han demostrado efectividad”.

Además, serviría para que los ciudadanos mejoraran su estado nutricional y prevenir, así, enfermedades crónicas derivadas de una inadecuada alimentación, según estos profesionales.

El sistema Nutri-Score se basa en la atribución de puntos en función de la composición nutricional por 100 gramos del producto.

Permite clasificar los productos alimenticios en 5 categorías desde el punto de vista de calidad nutricional: A, B, C, D y E (5 colores) representadas en forma de una cadena de círculos que van desde el color verde oscuro al naranja oscuro (de mejor a peor calidad nutricional).

El círculo de mayor tamaño es el que indicará la calidad nutricional global del producto en cuestión.

Se trata de un logotipo muy simple, sintético, visual y cuyo cálculo es totalmente transparente, según los nutricionistas.

En la actualidad, en España no existe un modelo de etiquetado frontal unificado, aunque desde hace más de 10 años hay algunas iniciativas particulares como el semáforo nutricional.

Según los nutricionistas, el establecimiento del Nutri-Score en España se justifica “por los grandes desafíos de salud pública relacionados con la nutrición, incluido su papel principal en el desarrollo de la obesidad, numerosos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares o diabetes”.

Además, “por la necesidad de implementar medidas firmes para orientar las elecciones de los consumidores, especialmente los más vulnerables, hacia alimentos de mejor calidad nutricional”.

Los dietistas consideran, asimismo, que ese sistema serviría para incitar a los industriales a mejorar la calidad nutricional de los alimentos que fabrican.