La miel, la aceituna de mesa o la patata piden paso en mejoras de etiquetado

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
Juan Javier Ríos. Efeagro.

Las etiquetas deberían especificar no solo el origen, también deberían detallar los métodos de producción o incluso las variedades utilizadas

etiquetado

Los productores demandan mejoras en el etiquetado. / Archivo

La miel, la aceituna de mesa, la patata o las conservas de pescado son algunos de los alimentos cuyos productores piden paso a sus demandas sobre mejoras en el etiquetado, después de que en España, por primera vez, se vaya a obligar a etiquetar el origen de la leche.

La información que contienen las etiquetas es un asunto de especial interés para los consumidores y los productores, que han explicado a Efeagro que sus demandas van más allá del origen y tienen que ver con que se detallen los métodos de producción o incluso las variedades utilizadas.

En el caso del sector apícola, quieren que los tarros de miel no solo indiquen con más claridad el origen, sino que se detalle si se ha tratado o no térmicamente el alimento, según señala el secretario de la Asociación Española de Apicultores (AEA), José Gil.

Gil, quien avanza que llevarán este asunto al Congreso de los Diputados, considera básica esa información, ya que la miel que ha sido sometida a más de 80 grados pierde “la mayoría de sus propiedades medicinales”.

Para la aceituna de mesa se reclama que sea obligatorio indicar el origen, pero sobretodo la variedad, destaca el secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora.

El objetivo de los productores de patata es distinto: quieren que aquella que sea importada y se manipule en la industria española antes de ser puesta a la venta se ciña a la norma española de comercialización y etiquetado, que obliga a señalar el calibre, la fecha de envasado y los códigos de trazabilidad.

La secretaria de la Asociación de Operadores de Patata en Origen de Castilla y León (Asopocyl), Yolanda Medina, defiende la norma vigente en España y apunta que “puede ser la más estricta, pero también la más clara”.

Por su parte, los fabricantes de conservas de pescado han participando en el debate europeo sobre un nuevo reglamento que clarifique el origen de la materia prima, según señala el secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados (Anfaco), Juan Vieites.

No obstante, su foco principal se dirige hacia el etiquetado del mejillón procedente de Galicia, ya que siguen buscando una solución para que las empresas conserveras que no están bajo la Denominación de Origen “Mejillón de Galicia” puedan también indicar la procedencia gallega de su producto.

Caso muy distinto es el del vino, sector satisfecho con el etiquetado del origen de su producto, pero atento a las novedades que llegan desde Bruselas: la Comisión Europea trabaja en un reglamento para que las etiquetas de las bebidas alcohólicas informen del aporte calórico y de sus ingredientes, avanzan fuentes de la Federación Española del Vino (FEV).

El etiquetado no es un asunto que preocupe especialmente ahora a un alimento tan emblemático como el aceite de oliva; y como recuerda el técnico de Aceite de Oliva en Cooperativas Agro-Alimentarias Iñaki Benito, es necesario cumplir la legislación en la que queda “bien definida” cómo hay que denominar las diferentes categorías o qué información nutricional es necesaria.

El sector cárnico está obligado, en líneas generales, a indicar el país de nacimiento, cría y sacrificio del animal, según recuerdan desde las asociaciones del vacuno, avícola, porcino y ovino (Provacuno, Propollo, Anprogapor e Interovic).

No obstante, los productores de porcino valorarían que el etiquetado de sus productos indicara si la carne de cerdo es de la Unión Europea o no, y los de ovino/caprino piden más rigurosidad en indicar el origen en los productos no envasados.