Una crisis grave, pero no inesperada

Bayer estrategia de cítricos
CAECV 2024 ECOAUTÉNTICOS

El Gobierno de Murcia plantea un plan de arranque para reajustar la producción de limón a la oferta de mercado

Las pérdidas en esta campaña se acumulan, y la situación se puede complicar todavía más si no se toman medidas y se cumplen las previsiones productivas para los próximos años. / ARCHIVO

Óscar Orzanco. Redacción.

Si en algo está de acuerdo el conjunto del sector limonero español es que la presente campaña está siendo muy complicada de gestionar y unas 400.000 toneladas de limón se están quedando en el árbol sin salida comercial. Con una cosecha récord que finalmente se acercará a 1,5 millones de toneladas, el elevado volumen de oferta ha superado con creces la capacidad de la demanda para absorber el exceso de producción que ha caracterizado este ejercicio que todavía no ha concluido. 

Las pérdidas en esta campaña se acumulan, y la situación se puede complicar todavía más si no se toman medidas y se cumplen las previsiones productivas para los próximos años. Según un estudio de Ailimpo de la proyección del sector limonero español, realizado en 2021 considerando las nuevas plantaciones que se estaban realizando, el potencial de producción en base a la superficie y edad de los árboles plantados podría alcanzar, en la campaña 2025/26, un volumen de 1,7 millones de toneladas.

En este escenario, esta temporada ya se ha comenzado a hablar abiertamente de la ‘crisis del limón’. Se trata de una crisis grave, pero no inesperada, porque el exceso de nuevas plantaciones, en un marco de tiempo tan corto, podía derivar en un aumento de producción espectacular como el que se ha producido esta campaña.

Las cifras ilustran el ‘boom’ que ha experimentado el sector del limón español auspiciado por la rentabilidad que estaba proporcionando este cultivo. En los últimos ocho años se han plantado más de siete millones de limoneros en España. Se ha pasado de una superficie de 38.300 hectáreas en 2015 a más de 53.300 en 2024. En el terreno comercial, dentro de dos años se podrían llegar a producir aproximadamente 1,7 millones de toneladas; mientras que, según vienen señalando desde Ailimpo, el mercado actual, sumando la comercialización en fresco e industria, no puede absorber con rentabilidad una cantidad superior a 1,1 millones de toneladas.

Para la Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo y otros operadores del sector, esta situación responde fundamentalmente a un desequilibrio estructural provocado por el aumento de la superficie plantada de limón. Aunque también sobre este aspecto existen voces discordantes que consideran que el problema es coyuntural, y apuntan que el fuerte incremento productivo que se ha producido esta campaña es algo puntual e inusual, y se debe a una sobreproductividad de los árboles por las condiciones climáticas excepcionales. Incluso, desde organizaciones como Asaja Alicante auguran descensos importantes de producción para el próximo ejercicio.

Soluciones

Ante la crisis que se ha generado durante esta campaña, el Gobierno de Murcia propuso una serie de medidas con las que tratar de solucionar los problemas que atraviesa el sector del limón en una reunión monográfica sobre las dificultades que tiene el sector de cítricos en España que tuvo lugar en el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Ante esta situación, el Gobierno regional ha propuesto un plan de arranque. “En los últimos ocho años se han plantado más de 7 millones de limoneros, esto está generando problemas para la comercialización y creemos que es necesario que se pongan sobre la mesa medidas para equilibrar la oferta y la demanda de este producto”, indicó el secretario general de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Francisco González Zapater.

Además, como medida a corto plazo, se solicitó una reducción de los módulos fiscales para poder inyectar liquidez a los productores y paliar la situación del sector en este momento.

A las medidas más inmediatas, la Región de Murcia también ha solicitado sumar otras a largo plazo. “Creemos que una de las medidas que podría beneficiar al sector es una mejora en la organización del mismo. La unión en organizaciones de productores o la comercialización asociativa podría ayudar a que obtuvieran mejores precios en el mercado, sobre todo los pequeños productores, que son quienes peor lo están pasando, y por eso le hemos demandado al Ministerio medidas para fomentarlo”, indicó González Zapater.

Además, se ha propuesto la creación de un grupo de trabajo junto con el Retail para buscar sinergias con las cadenas de comercialización o el fomento del uso del zumo de limón como acidulante en sustitución del E330, ofreciendo incentivos fiscales a las industrias que lo usen.

Otra demanda del Ejecutivo regional es un mayor control de las importaciones de productos de terceros países. “El control de fitosanitarios en necesario. Creemos que se deberían incrementar en los productos que vienen desde otras zonas para que cuenten con las mismas garantías y no suponga un perjuicio para nuestros productores”, añadió el secretario general de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de la Región de Murcia.

Accede a la noticia en la página 4 del suplemento de limón en el ejemplar de Valencia Fruits.

Acceso íntegro al último ejemplar de Valencia Fruits.