La importación hortofrutícola española crece un 6%

Lo natural Fedemco

La importación española de frutas y hortalizas crece un 6,3% en volumen y un 4% en valor

canal horeca

El mercado agroalimentario, cada vez más competitivo y globalizado, marca el aumento de las importaciones. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

2021 ha supuesto un aumento de las importaciones españolas de frutas y hortalizas. De hecho, hasta octubre de este año la importación  ha aumentado un 6,3% en volumen y un 4% en valor totalizando 2,9 millones de toneladas y 2.674 millones de euros, reflejo de un mercado cada vez más competitivo y globalizado, en línea con el mercado comunitario, según afirman desde Fepex.

Importaciones crecientes

La importación de hortalizas de enero a octubre de 2021, últimos datos actualizados por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, se elevó a 1,2 millones de toneladas un 2% más que en los mismos meses de 2020 por un valor de 694 millones de euros. En hortalizas el mayor volumen corresponde a patatas con 660.223 toneladas, seguida de tomate con 148.009 toneladas, judía verde con 96.260 toneladas y cebolla con 91.407 toneladas.

La importación de frutas en los diez primeros meses de 2021 se elevó a 1,7 millones de toneladas (+10%) por un valor de 1.980 millones de euros (+4%). Las frutas más importadas registraron fuertes crecimientos a excepción de la naranja. El plátano es la fruta más comprada con 304.738 toneladas y un 18% más que en los mismos meses de 2020, seguido del aguacate con 194.537 toneladas que también registro un fuerte crecimiento, del 26%.

Les sigue manzana con un 6% más y 151.406 toneladas y la piña, con un 15% más y 135.408 toneladas. La importación de kiwi también creció un 12% totalizando 130.815 toneladas y la de sandía un 3% ascendiendo a 112.397 toneladas. En el lado contrario figura la naranja con 166.2014 toneladas importadas, un 9% menos.

Se observa un amplio abanico de frutas y hortalizas importadas reflejando la diversificación de las compras y se observa también una evolución positiva continuada, incentivada por el marco regulatorio, tanto en el ámbito productivo como en el comercial, según Fepex.