La OCU denuncia que 20 marcas de aceite de oliva virgen extra no cumplen los requisitos

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

Veinte marcas de aceite de oliva virgen extra se venden con este etiquetado a pesar de presentar defectos en el olor o en el sabor

aceite de oliva virgen extra

La OCU pone en jaque al sector del aceite de oliva virgen extra. / Archivo

La Organización de Consumidores (OCU) ha denunciado que veinte marcas de aceite de oliva virgen extra se venden con este etiquetado a pesar de presentar defectos en el olor o en el sabor, por lo que a su juicio simplemente son vírgenes.

Así se desprende de su último análisis comparativo de aceites de oliva virgen extra, realizado en virtud del Real Decreto 538/2015 sobre los análisis comparativos de alimentos, que se ha presentado esta mañana en Madrid y que incluye los resultados de 41 análisis de aceite de oliva extra realizados entre febrero y marzo de este año.

La OCU ha determinado que existen defectos y son solo vírgenes los siguientes aceites: Hojiblanca (El nuestro), Carbonell, Koipe, Eroski (vidrio y PET), Dintel Classico, Alipende, Coosur, Covirán (Aceites del Sur y Exquisité), DIA (vidrio, PET y Afrutado), Hacendado (PET), La Masía Exelencia, Olearia del Olivar (Aldi), Guillén, Olisone (PET y vidrio de Lidl) y La Española.

Por su parte, los industriales, envasadores y exportadores de aceite de oliva han defendido la calidad del producto y han asegurado que el estudio tiene irregularidades y se basa “fundamentalmente en criterios sensoriales” de los catadores.

La Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) y la Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceite de Oliva (Asoliva), que representan más del 80% del aceite de oliva envasado, han asegurado que “todas las marcas cumplen con los estrictos controles analíticos legales” y “son virgen extra desde el punto de vista analítico”.

A su juicio, las conclusiones del estudio de OCU “se basan fundamentalmente en criterios sensoriales de un panel de catadores; por tanto, hablamos sólo de olor y sabor”.

La responsable de este estudio de la OCU, Ana Sánchez, ha insistido en que estos defectos no implican ningún problema de salud pública, si bien a juicio de la organización sí se trata de un incumplimiento de norma. “La ley lo deja bien claro: no se permite ningún defecto en la categoría virgen extra, ni en los parámetros físico-químicos, ni en los olores y sabores que se detectan a través de las catas”. ha afirmado.

Según la OCU, existe una normativa europea que regula las condiciones de comercialización de aceite de oliva, que para ser considerado “extra” tiene que superar “una prueba sensorial a través de un panel acreditado y bajo una metodología concreta”. En este caso, 20 pruebas analizadas por la OCU en el laboratorio “no superan esta cata y, por tanto, no pueden ser calificados ni etiquetados como aceite de oliva virgen extra”.

Por su parte, la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu, ha apuntado que el 48% de las muestras analizadas indican que son solo aceites de oliva virgen, “una categoría inferior de aceite que se vende a un precio 40 o 50 céntimos más barato”, lo que “implica un perjuicio económico para el consumidor”.

Como solución, ha reclamado más control por parte de las comunidades autónomas, que son las competentes, porque es el quinto estudio que se hace de este tipo y “no hay constancia de sanciones, porque no son públicas”. De hecho, la OCU ha avanzado que denunciará, como ha hecho en las ocasiones anteriores, a todas las marcas que incumplen la normativa ante las comunidades autónomas.

Según los datos de la organización, el sector “ha mejorado”, puesto que en el análisis anterior, realizado en 2012, se encontró un aceite lampante, pero en “porcentaje se ha encontrado mayor número de referencias que realizan fraude en el etiquetado”.

Las muestras analizadas que sí cumplen con esta normativa son Oleostepa, Carrefour (PET y vidrio ecológico), Hacendado Gran Selección, Auchan (PET y vidrio), El Corte Inglés Bio, Maeva Ecológico y en PET, Borges, Dcoop en PET, Ybarra (vidrio y PET), Consum (PET), Gutbio (Aldi), Carbonell gran selección vidrio, Alipende vidrio, Mar de Olivos (PET y vidrio), Olearia del Olivar (Aldi) y Hojiblanca (Bravío).

Según la portavoz de OCU, a “estos fabricantes que lo hacen bien desde el principio” les perjudica las prácticas de los envasadores que no cumplen con la normativa”, y ha asegurado que ha habido “presiones” para que no se publicara este estudio.

Ha indicado que las marcas afectadas han sido informadas antes de hacer público el informe, han podido realizar un segundo análisis y, en caso de contradicción, se ha llevado a cabo un tercer test. Solo en un caso, ha afirmado la responsable del estudio, una de las referencias que en el primer análisis de OCU no alcanzaba la categoría de extra finalmente sí lo ha hecho al cruzar los datos con los del fabricante y pedir una tercera opinión.