Máxima indignación en España ante la nueva paralización del cold treatment

Fruit Attraction expositores 2022
Bioibérica CT

El sector citrícola español muestra su total descontento ante el bloqueo de Países Bajos y Alemania a la aplicación del tratamiento en frío para las naranjas sudafricanas

cítricos

La situación se ha tensado al máximo ante el retraso y cambios previstos para la aplicación del cold treatment. / Archivo

Raquel Fuertes. Redacción

La reunión del SCoPAFF del 19 y 20 de mayo debía concluir con la aplicación del tratamiento en frío en las naranjas importadas de Sudáfrica para impedir la propagación de la Falsa Polilla en suelo europeo. Todo apuntaba en la tarde del jueves a que se iba a aprobar en términos similares a lo previsto pero, según indican fuentes próximas a la negociación, Países Bajos realizó una serie de alegaciones a las que se sumó Alemania, posponiendo la decisión definitiva a una propuesta que debería presentarse la semana próxima.

La indignación ha estallado en el sector citrícola español ante este retraso que hace intuir cambios poco favorables para los cítricos europeos justo cuando la campaña sudafricana está a punto de comenzar.

El gobierno sudafricano también ha incrementado la presión sobre el mercado europeo para condicionar el texto de la propuesta final amenazando incluso con suspender sus exportaciones de naranja a suelo europeo.

La semana próxima se celebrará en Bruselas una reunión del consejo de ministros de Agricultura europeos en la que se prevé que Luis Planas lidere personalmente la defensa de la aplicación del cold treatment ante la inquietud que genera esta nueva incertidumbre.

Está previsto que el ministro de Agricultura español se reúna este mismo lunes con la comisaria europea de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, quien, como apuntan desde Intercitrus, señaló en el pasado que la medida preventiva se aplicaría antes de iniciarse la campaña sudafricana. EL ministro español podrá dar a conocer la posición de España ante este inesperado giro de los acontecimientos que puede perjudicar seriamente los intereses de la citricultura europea.

La retirada de la actual propuesta para la aplicación del tratamiento en frío y la nueva redacción han provocado una rápida reacción del sector que, según las citadas fuentes, encuentran todo su respaldo en la Administración ante lo que parece que vuelve a convertirse en un juego geopolítico en el que los intereses de los países del norte prevalecen sobre los del sur.