La venta de calçots se resiente de las restricciones en la restauración

Giró 03-21
Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

Aunque las ventas de calçots bajan por el cierre de los bares, se consolida su consumo en el hogar de los catalanes como producto de temporada

Esta temporada podría cerrarse con unos 11.500.000 de unidades de calçots distribuidas. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Los mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna, especializados en la venta de calçots, estiman que esta temporada podría cerrarse con unos 11.500.000 de unidades de calçots distribuidas.  Las restricciones de la restauración, sector que atrae entre un 30 i un 35% de la comercialización total de este producto en el mercado central, y las limitaciones en las reuniones familiares han impactado en la distribución de este producto. “Aunque las ventas se han reducido entre un 35 y 40% en relación con hace un año, el calçot se ha consolidado en el consumo doméstico como una hortaliza más de temporada, más allá de su formato festivo en “calçotades”, aseguran. Desde el inicio de la temporada, a finales de octubre, hasta el 12 de febrero se han comercializado en el mercado mayorista casi 3,5 millones de unidades de la singular cebolla. Los mayoristas recuerdan que hay buen producto, y precios estables y que durante el mes de febrero y hasta Semana Santa es el periodo óptimo de esta hortaliza.

Las restricciones de la restauración por la Covid-19 han hecho que este año la producción de calçots haya sido más reducida. Efectivamente, en previsión de una demanda menor, los cultivadores de esta cebolla han reducido las plantaciones entre un 25 y un 50%, dependiendo de las áreas. Sin embargo, los mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna, especializados en este producto, confirman que el ritmo de distribución “pone de manifiesto cómo el calçot se ha introducido en los hogares de los catalanes como una hortaliza más de temporada”. La empresaria mayorista Eva Cano indica que “el consumo en casa empuja la venta de calçot”.  En este sentido, el presidente del Gremio de Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Mercabarna (AGEM), Jaume Flores, recuerda que, efectivamente, la tendencia de consumo del calçot ha cambiado mucho en los últimos años: “ahora los calçots se venden de lunes a viernes”, explica Flores. “Los detallistas los compran durante toda la semana. Años atrás, sólo se venían de cara al fin de semana y por encargo”.

Por otra parte, las exportaciones que se iniciaban hace unos ejercicios a diferentes países de Europa, se han reanudado tímidamente desde el mes de enero. “Recientemente se ha reiniciado la exportación regular de calçot a Londres donde este producto se comercializa en tiendas de productos gourmet y para la restauración, aunque los volúmenes son inferiores a temporadas pasadas”, recuerda Cano.

Desde el inicio de la temporada, el mes de octubre, hasta el 12 de febrero se habían distribuido poco más 3,5 millones de unidades, un 40% menos que hace un año. Sin embargo, los mayoristas recuerdan que ahora es el momento óptimo de este producto y “tenemos mucha calidad y precios estables”. Los mayoristas especializados indican que la campaña se podría cerrarse en abril con unos 11,5 millones de unidades distribuidas.

Los principales orígenes de los calçots que se comercializan en Mercabarna son los certificados de Valls, de comarcas de Tarragona, y también los calçots procedentes del Baix Llobregat y otras comarcas productoras de la demarcación de Barcelona, ​​cada vez más presentes en el mercado mayorista.

Versatilidad del calçot

El presidente de AGEM, Jaume Flores, recuerda que desde hace 7 temporadas, desde el año 2014, y de manera ininterrumpida desde AGEM “impulsamos campañas de promoción de los productos de temporada y de proximidad. Hemos incidido especialmente en las posibilidades de los calçots y sus usos en la cocina en casa. Además de disfrutar de los calçot a la llama en la tradicional calçotada, hemos promovido su consumo en tortillas, sofritos, salteados, buñuelos, croquetas, o bien cocinados al horno y al micro”. Estas campañas, celebradas, sobre todo, en los mercados municipales de Barcelona, ​​cuentan con la colaboración de Mercabarna y el Gremio de Detallistas de Frutas y Hortalizas de Barcelona y Provincia.

Actualmente, en el Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna hay una cincuentena de mayoristas especializados en la venta de la popular cebolla. La temporada de este producto comienza a finales de octubre y el prolongado hasta el mes de abril.